Tag Archives: Tengo Trastorno bipolar

PUES NO SE TE NOTA NADA…

5 Nov

Conversando

A lo largo de nuestra vida a partir del diagnóstico, que casi lo entrecomillo, y si nos hemos dejado llevar en algunos momentos, nuestro aspecto físico cambiará. ¿Tanto? No creo que sea tan grande el cambio como para hacernos irreconocibles. Pero aquí van algunas pistas recurrentes:

aumento de peso y de volumen. En este mundo esclavo de la imagen, veremos que a las pocas semanas de comenzar el tratamiento que sea, engordaremos. Sin paliativos. Estas drogas es lo que tienen. Te hinchas y punto. A veces este efecto secundario puede dar lugar a desórdenes alimenticios, con lo cual hemos matado una mosca con un cañonazo. Lo que es innegable es que nuestro aspecto físico cambia.

ojos: legañosos y con las pupilas dilatadas y/o a medio párpado. Bueno, en esto hay grados. No es tan fácil ser contundente en las afirmaciones: entraría la mirada y no la voy a valorar.

tics. La tienes clara si ya tenías un tic anterior porque se te multiplica. Si no tenías ninguno, en fácil que te lo encuentres en unos pocos días.

temblor de manos. Frecuente. Se suele pasar cuando se supone que tendrías que dejar de tomar esa medicación.

ansioso, impaciente. Sí, te muestras ansioso ante la comida, ante el tabaco si fumas…

.

Una vez decía que es fácil reconocernos entre nosotros, que somos una especie de secta que con unas pocas señales sabemos encontrarnos.

¿Es esto bueno? ¿Facilita la vida de algún modo? Ni idea. Lo que está claro es que me revienta las pelotas que me digan “no se te nota nada” (en su momento me sorprendía más que otra cosa), como si me tuvieran que salir cuernos y rabo. O como si tuviera que estar ingresado en un psiquiátrico y verme fuera de él provocara sorpresa.

No es crueldad. Es un poco de humor irónico, sabiendo que me estoy riendo de mí mismo. Pero creo que dice mucho sobre la calidad de los fármacos que os atizamos sin decir “aquí me duele”.

PSIQUIATRÍA Y CRÍTICA ¿Más de lo mismo?

29 Oct

Si es que sigo siendo un romántico...

Charlando una vez surgió, de nuevo, el tema de las corrientes de la psiquiatría. Hablamos (y así lo he plasmado en este blog alguna otra vez) de que no hay otra especialidad médica que admita interpretaciones distintas ante una misma serie de síntomas.

Pensad en los ejemplos, que es curioso este fenómeno.

Luego, como sigo dándole vueltas a las cosas, se me ocurre que esto no tiene que quitar necesariamente prestigio (os prometo que he buscado desprestigiador en el diccionario y ¡no sale!) a la especialidad. Quizás la enriquezca más que ninguna otra porque la discusión y la crítica siempre están ahí. (Hígado-bazo; hígado-bazo).

Ya. Lo que también pasa es que la psiquiatría deja todavía más descontentos que la traumatología. Interesante comparación, que hoy día te hacen una resonancia y se ven hasta la forma de las ideas. A lo mejor es que, en psiquiatría, se hacen diagnósticos crónicos y eso genera mucho dinero. Es difícil abstraerse del aspecto de negocio que tiene la psiquiatría, puede que no sólo por la cronicidad de los diagnósticos. También por la medicalización  del sujeto y las posibles hospitalizaciones.

Total, que escribes sobre esto haciéndote preguntas en voz alta y el espíritu crítico se valora. Se difunde. Se aplaude. “Yo lo siento no lo puedo remediar”. Digo lo del espíritu crítico. De modo que poco mérito, cuando todo el mundo quiere meter la cuchara o, como poco, quiere tener razón.

Hurgar en la mollera ajena ¿debería? hacerse de forma más cuidadosa. Con mayor naturalidad. No. No encuentro ninguna contradicción entre el cuidado y la naturalidad. Muchos estaríamos de acuerdo en que mucha gente que sale en los telediarios se lo tendría que mirar -por lo que sea- pero también debemos asumir que a nosotros nos lo miren también. Dónde acudir. Si quieres un profesional muy crítico con la psiquiatría de toda la vida, con el biologicismo y demás, tienes que ser consciente de que, como es un profesional, tendrá la costumbre de cobrar un importe proporcional a su prestigio. Y luego, lo que te recete, como eres muy crítico con el sistema y esos medicamentos (si es que lo son) no te entran en la receta y tienes que dejarte otro pico.

Vaya, visto así, me quedo en lo público y me meto mi espíritu crítico donde me quepa. Que no, jodé, que tampoco es eso.

Tú háztelo mirar y luego te lo piensas y decides. Recordando que no eres esclavo de tus decisiones.

Mi aportación es una confesión: el primer psiquiatra que me eché a la cara era psicoanalista lacaniano. Sí, nada menos.

 

 

 

PATRICIA GAZTAÑAGA Y SUS CERVICALES

28 Ago

PATRICIA

Esta mañana he estado en el programa de Patricia Gaztañaga, “Como en casa”, que se emite en  el segundo canal de Euskal Telebista, ETB 2. Si pincháis sobre la foto de Patricia, podréis ver el vídeo.

“A raíz de la muerte de Javier Fernández, batería de Los Piratas, ‘Como en casa’ ha querido indagar en esta enfermedad. Sergio Saldaña padece esta enfermedad y nos cuenta qué es y cómo se vive con ella.”

Así es como se ha presentado la parte del programa en la que hemos hablado sobre trastorno bipolar, drogas, muerte y agresividad.

Creo que es el programa de televisión más trepidante en el que he participado. Reconozco que me he dejado contagiar por el ambiente y que he entrado al trapo. Y que lo he he hecho con unas formas que a lo mejor no son las más adecuadas. Nchst. Me pudo la susceptibilidad…

Total, que yo he intentado lanzar el mensaje de que por encima de cualquier diagnóstico está el carácter de la persona. También quería dar la información de que sin medicación también se puede. Además de dejar claro de que no es infalible (me sorprenden las estadísticas del médico psiquiatra entrevistado). En fin, no ha habido lugar para el humor, una pena.

Sobre la muerte de Hal 9000 me parece imposible opinar porque no se puede tener la información. El que no sea capaz de entender esto, que se lo mire.

Una interesante experiencia. Es un placer ir a Miramon y conocer a un mito de la tele. Aunque te haga cambiarte de sitio. Como en el instituto. Con lo bien que me estaba yo portando…

 

 

UNA PETICIÓN SUGERENTE: “¿Qué se siente cuando un bajón empieza a remitir?”

26 Ago

“Muy buenas, caballero. ¿Puedo hacer una petición? Siempre me he preguntado cómo es el momento o la experiencia de cuando sientes que un periodo de bajón empieza a remitir. ¿Podrías explicar cómo lo vives tú? Si te apetece. ¿Es de repente, poco a poco? ¿Tienes que “hacer fuerza”? Muchísimas gracias, te invito a una Pepsi.”

 

Estas palabras son de un mensaje recibido en la página facebook del libro, Tengo trastorno bipolar. Conozco personalmente a la persona que las firma. No, tampoco tomo Pepsi ni ningún otro refresco de cola.

Voy por partes. Por preguntas. A la primera, la respuesta es sí. De hecho, te voy a intentar responder temiendo decepcionarte.

La segunda es indirecta: “…cuando sientes que un momento de bajón empieza a remitir.” Luego me pides que lo explique. Esto me es está suponiendo un ejercicio más doloroso de lo que pensaba. No consigo recordar como una meta el final de una melancolía de las jodidas, con diagnóstico o sin él. La vida, el día siguiente, sigue retándome, poniéndome trabas, sugiriéndome. Tengo una clara excepción, y quizás por eso la cuento en el libro, tras decidir que ya estaba bien de estudiar oposiciones y me tocaba currar, ser productivo y hacer vida laboral y social. Ahí sí recuerdo una fecha, un domingo de primavera, un paseo con mi madre, un rato sentados viendo mecerse al cereal… Siento fastidiarte el espíritu de la pregunta porque sólo me ha pasado una vez y no es significativo para nada.

Supongo que te estoy contando que el puto cliché de esta enfermedad es más falso que un duro de hojalata. Es como si yo te preguntara ¿qué sientes cuando sales de un catarro? o bien ¿te dejas de enamorar poco a poco? Vamos, que cada bajón, cada comer mierda no se suele parecer mucho a los anteriores. Ni por el momento en que te pilla, ni por el tipo de causa, ni… En mi caso, como en el de todo el mundo, creo, si fuera siempre igual lo vería como un chollo. Pongo el ejemplo del golpe en la cabeza. Llevamos dándonos golpes en la cabeza desde que tenemos uso de razón. Las variantes, en golpes moderados, no son grandes: vemos las estrellas, un chichón, a lo mejor una brecha y un poco de sangre… Vuelvo al momento del impacto, a cuando vemos las estrellas, a cuando nos llevamos las manos a la cabeza o lo que que cada uno de nosotros hagamos. Siendo el golpe moderado, sabemos que de ese golpe también salimos con vida, por más dramáticos que seamos.

La conclusión del argumento es que sería un chollo que una depresión clínica fuera como un golpe moderado en la cabeza desde el punto de vista de que el origen, la evolución, el posible duelo y la recuperación fueran bastante parecidos. Oh. Qué pena. En fin, no creo haber decepcionado a nadie.

Por otro lado, sí hay grandes rasgos en los que a mí me resulta muy útil encontrar analogías, asumiendo que cada depre es de un padre y de una madre. Veamos. En mi caso, no me pienso suicidar. Luego una depresión, si no me pongo radical en cuanto a la -ausencia de- alimentación, no va a ser mortal. Aunque bueno, esto admite otra excepción que la pienso seguir repitiendo. El exceso de inactividad, el estar totalmente tirado, postrado, en modo seta, puede provocar trombosis. Igual que cuando te operan de lo que sea y vas a estar en cama.

...te mueves menos que los ojos de Espinete

…te mueves menos que los ojos de Espinete.

En mi caso, esta primavera se me formaron dos TVP, trombos de vena profunda en la pierna izquierda. Si alguno de ellos se hubiera desplazado, unido a mi sobrepeso y a que fumaba, me hubiera podido provocar una embolia pulmonar y los que leéis este blog os hubierais quedado sin autor.

Cierro paréntesis. Vamos, que de una depresión, salvo excepciones, se sale siempre. Más gordo, más flaco, con peor color, con más canas, con peor olor corporal, pero se sale a pesar de lo que se ha venido creyendo en las semanas precedentes. Esto es muy importante y a mí me resulta muy útil durante la fase de bajón. “Saldré de ésta como salí de las demás…”. ¿Mantra, se llama, eso de repetirlo muchas veces?

Cómo lo vivo yo. Salvo excepciones, mis tristezas tienen un punto masoquista de placidez. Si alguien no lo entiende, que yo me he explicado como un libro abierto, faltaría más, por favor que me lo haga saber en un comentario. Gracias.

Otro apunte y me remito de nuevo al libro en cuanto a plazos y nivel de bajonazo. Sigo creyendo que me tengo que dar un cierto tiempo (“dejar que pase la marea y me arrastre”). Me parece que es el momento de buscar, casi intuir, las causas, a santo de qué viene esto ahora, qué tengo por delante… para, en un momento dado y apoyado en las circunstancias, intentar bracear hacia la orilla, con la esperanza de que la resaca haya pasado y de que mis fuerzas sean suficientes. ¿Tiene esto algo de científico? No. El tratamiento de mis trombos tampoco mucho, la verdad. De modo que si soy capaz de verme capaz (¿has visto?) de darme la vuelta, evaluando mis capacidades desde un prisma bastante negativo, para qué engañarme, y a pesar de eso tengo la energía para intentar volver a la playa… Tío, ejercicio superado. Así que muchas veces la salida del agujero quiero que sea algo activo, dinámico, que requiera un esfuerzo donde yo sea capaz de encontrar el premio.

En caso de alcanzar la orilla no hay fuegos artificiales. Como ya he reivindicado aquí, la victoria es propia, íntima, sólo de uno mismo y de nadie más. Del mismo modo que el que ha estado comiendo mierda a paladas ha sido uno mismo y nadie ha pedido una ración para paladear, no vaya a estar buena.

Mi sensación es que vuelvo a darme cuenta de que estoy en pelotas, de que por nada del mundo me apetece otro baño, así que habrá que agarrarse a esas circunstancias que hace poco vimos como propicias y echarle todas las agallas que quedan. Porque tienen que quedar. Porque sé que quedan. Porque sólo tengo que buscarlas.

Las anteriores veces fui capaz ¿Por qué ésta no?

 

Notas. Una vez más, desde las tripas, con un episodio reciente y con las vivencias muy próximas en el tiempo y en las cicatrices de mi piel.

No he sido capaz de meter en el texto la idea de la gran ventaja que tenemos los que, como yo, tenemos esta tendencia a la melancolía, a la tristeza. Pobres asintomáticos, pobres de los que no habéis pasado unas cuantas veces por estos páramos: tenéis muchos menos recursos que nosotros para salir de ahí y llegar al vergel donde todo tiene color y el sabor de la boca de uno mismo no intoxica.

Ricardo: gracias y vete a la mierda.

 

 

 

LA SOLEDAD DEL LOCO

15 Ago

Vuelta la la burra al trigo

¡Vuelta la burra al trigo!

Quiero remarcar la idea de que hay otras sensaciones, dejando el diagnóstico de lado, que provocan malestar y dolor y angustia y miedo y sufrimiento. Suelo hablar del estigma asociado a la enfermedad mental. También del autoestigma. Podría hacerlo de la manifestación de los efectos secundarios de la medicación.

Hoy hablo de nuevo de la soledad. Hace poco escribía “estar solo rodeado de gente”. (Creo que viene de una canción pero no consigo recordar de cuál. Fijo que la sociedad general de autores me perdona. Y si no, pues nada, que se jodan.) Es una imagen tremenda por repetida.

Lo terrible de la soledad y del sufrimiento que provoca puede ser, posiblemente, la ausencia de voluntad al sentirla. Una cosa es meterse ermitaño o anacoreta o encargado de un albergue de montaña. Otra muy distinta que te metan.

Me fascina la buena voluntad de la gente que te dice: “Sal, muévete, llama a un amigo…” Si primero me sorprendía aquella energía imperiosa, más tarde me incomodaba y luego me sacaba de quicio, ahora me fascina. Tengo ya unas cuantas conchas y cuando no me apetece ni salir, ni moverme ni llamar a ningún amigo me quedo flipado ante la vana insistencia de alguien que me conoce (se supone) y me respeta (a lo mejor el exceso de buena voluntad minimiza el concepto…).

La soledad, cuando no es una elección, duele. Ahonda una cicatriz que deja la huella dolorosa del escepticismo.

No tengo ni repajolera idea de cómo salir con bien de esa acequia, si me he metido sin desearlo. Sé que el acompañamiento respetuoso ayuda. Poco más. Bueno, también que ayuda mucho para luego valorar la buena compañía, el amor, la amistad. Ese abrazo.

Ese “Te quiero, tío”.

Para Pablo Saldaña López. Ojalá no sepas de qué hablo.

AUTOESTIGMA. El onanismo del rechazo

18 Jun

RECHAZO

Mi colega Cristina García Aguayo definió como nadie el concepto de autoestigma relacionado con la enfermedad mental: “Es la capacidad que otorgas a los demás para que te rechacen”.

Igual me tiene que corregir porque no es exactamente así. Hoy recuerdo el momento cuando me lo contó y recuerdo el concepto así.

Me emociono recordando todo lo que me emocioné cuando se lo escuché definir a Cristina. Supongo que tiene tanto de verdad, tanto trabajo detrás, tantas ganas de hacerlo cada vez mejor, tanto empoderamiento, tanta asunción de la realidad y tanto protagonismo en unos momentos en que nos sentimos (como poco) muy solos…

Según la definición, el autoestigma es dar a otros el poder de causarte dolor. A lo mejor Cristina añadió las causas…

El sufrimiento, la soledad máxima, el no quererse nada podrían ser algunas de las causas. Creo que esa entrega total nos deja indefensos ante el dolor. Si nos admitimos como seres sociales, la importancia del trato que nos regalan los demás se puede considerar como vital. Porque la vida no vale un pedo sin que te quieran los que te han querido.

El onanismo del rechazo. Rizar el rizo. Otorgar el poder de que te hagan daño. ¿Masoquismo? ¿Ausencia de espíritu de supervivencia?

Hace un rato he confirmado que este blog se ha vuelto un poco peñazo, poco divertido, más gris. Veremos a ver si lo corrijo. Como siempre, se admiten sugerencias.

 

 

TERTULIA EN RNE RÀDIO 4

21 May

RNE_Ràdio_4

Esta mañana he participado en una tertulia en esta cadena: la lucha contra la estigmatización de los trastornos mentales.

Con Raúl Velasco, y con Alex y Miguel de Obertament, he estado telefónicamente en una silla y ante un micro en los estudios de Barcelona de Radio Nacional de España.

Podéis descargar el audio en este enlace. En la tercera hora del 21 de mayo, El matí a Rádio 4, con el botón derecho pincháis sobre la flecha que va hacia abajo. Da la opción de guardar enlace como, y guardáis donde queráis el archivo. A partir del minuto 13.

Hemos soltado educadamente nuestras opiniones. Eso está muy bien. Es ejemplar, diría incluso.

Las opiniones de Raúl me parecen muy recomendables, rompedor como suele. Dignas de ser escuchadas.

Y me siento orgulloso de haber intentado emular a Fernando Arrabal y su Mineralismo pero utilizando la palabra biologicismo. Que tiene tela la cosa…

Durante media hora libros en primera persona, historia de la psiquiatría, sufrimiento y soledad, algunas risas, la actitud de los profesionales de la salud mental hacia el paciente y su evolución, el diagnóstico…

Desde aquí quiero mandar un saludo a Raúl Velasco. Nuestra relación ha traspasado las referencias de terceras personas y de aquella conversación telefónica para dar un paso más. Hoy, tertulia radiofónica, yo en Pamplona-Iruña, él en Barcelona ¿Cuándo y dónde será nuestro encuentro?

portada Escritofrénico

DÍA DEL LIBRO Y ZONA DE CONFORT

23 Abr

San Jorge. Sant Jordi. Libros y rosas. Una oportunidad para acercarse a librerías y ferias y comprar libros con el 10% de descuento.

¡Aunque sea con paraguas!

LIBRO-CON-ROSA

Hace unas semanas me quedé con las ganas de apuntar algo sobre el concepto de zona de confort:

“El bienestar personal también va ligado al hecho de disfrutar y vivir de un modo saludable la rutina.  De hecho, no es incompatible salir de la zona de confort (por ejemplo soñando con un objetivo laboral, deportivo, familiar) con sentir el bienestar en nuestra rutina diaria.” Dicen. Pinchando aquí podéis ver un vídeo muy simpático.

Desde el punto de vista del crecimiento personal, el párrafo de arriba es el que justifica quedarse en esa zona conocida que parece que impide tanto. Se tocan muchos conceptos para explicar todo esto. Miedo. Acomodo. Toma de decisiones. Retos. A veces de forma peyorativa, también, que es lo que ocurre cuando no se conocen las circunstancias de la persona a la que se le pretende sacar de lo que parece un oscuro pozo: obesidad, poca actividad física, trabajo alienante…

Seguro que hay un refrán que venga a decir que todo el mundo es muy listo en piel ajena. Una vez más, defiendo la idea de que para dar consejos -en este caso, empujones de salida de la dichosa zona- no basta con tener buena voluntad o una formación que te cagas. Hace falta escuchar pacientemente, haciendo buenas preguntas, hasta conocer las circunstancias, perspectivas y motivaciones de la persona acomodadaEso lleva tiempo, esfuerzo y también poner en el asador toda la empatía de que uno disponga. Con todo eso, a lo mejor, se está en la posición de poder dar consejos a los demás sobre cómo podría llevar o sobrellevar su vida.

Esa fuerza moral se puede ganar desde el momento en que la persona que quiere arreglar la vida ajena se lo ha currado. Y mucho. Sin mirar el reloj.

Un poco de respeto, por favor, que de paternalismos estériles algo sabemos.

 

“PAN DURO” DE PATXI IRURZUN

21 Abr

 

Pincha para ver la entrevista en Navarra TV. A partir del min. 17.

Pincha para ver la entrevista en Navarra TV. A partir del min. 17.

Patxi Irurzun www.patxiirurzun.com nos regala otro libro. En la entrevista que puedes ver si pinchas sobre la foto, explica aspectos destacables de su último proyecto, Pan Duro.

Me reconozco como incondicional seguidor de este Escritor irrespetuoso, divertido, tierno y brillante. Cuando leo su nombre negro sobre blanco no puedo evitar esbozar una sonrisa. De modo que no puedo ser ni crítico ni objetivo con su obra.

Cuentista, alguno de sus relatos me han hecho reír a carcajadas tumbado en la piscina, rodeado de gente. También ha escrito libros de viajes, como su reeditado Atrapados en el Paraíso, diarios como Dios nunca reza y literatura infantil y juvenil.

Lo que me fascina es la alegría con la que escribe las putadas que les hace pasar a sus personajes, muchos memorables: Fray Spray, Tocho (qué grande, Ese Tocho), el Gran Dick de su Janis, o los habitantes de Jamerdana, su ciudad dicotómica de Ciudad Retrete y Cuestión de supervivencia.

En Pan Duro, Patxi nos da poesía, surrealismo, ternura, una novela para todos los públicos, unos personajes entrañables con situaciones disparatadas y un escenario donde todo puede suceder.

Descubre a Patxi Irurzun. Vale la pena que no te lo cuenten. Su próxima novela será una de piratas vascos.

Dedicatoria de Patxi en un Pan Duro

Feria del Libro Pamplona-Iruña 2013

Feria del Libro Pamplona-Iruña 2013

Gracias, Patxi, por la dedicatoria. Ha sido otro placer.

MÉXICO: DESEMBARCAMOS EN AMÉRICA

12 Mar

portada1.jpg

“Tengo trastorno bipolar” se está ya distribuyendo en las principales cadenas de librerías de México:

-FONDO DE CULTURA ECONÓMICO

-PORRÚA

-EDUCAL

Se puede adquirir en formato papel, encargar por Internet y comprarlo en formato electrónico.

Es el reto que le faltaba al libro, cruzar el charco y dar ese paso para comprobar si podemos lanzar nuestro mensaje en una cultura distinta con una realidad diferente.

Os iré contando.

 

 

EL INFORME MÉDICO

22 Ene

808envelope

Salgo de la consulta con un sobre que contiene lo que he venido a buscar: un informe médico.

¿Para qué, esta vez? No importa tanto. Una baja, un trámite, para un carnet de conducir, una justificación…

Me enciendo un cigarro en la puerta y abro el sobre. Cada línea duele. Cada palabra escuece. Me marca y me recuerda qué soy para mucha gente. Qué implican mis desajustes y qué bien que tomo toda la medicación que pone ahí, con la frase “buena adherencia al tratamiento”. Estoy hablando de autoestigma, sí.

Este informe médico tampoco me va a solucionar la vida. Me hace sentirme tan mal que me apresuro a encerrarlo en el sobre con la intención de no volver a leerlo. A mí no me sirve. A mí no me cambia porque ya sé qué no soy ni qué no quiero ser. 

Seguimos leyendo y procurando aprender que ésta es una especialidad médica con apellidos. Un traumatólogo no sigue una corriente, no tiene ese apellido. Por contra, un terapeuta sí: antisiquiatra, biologicista, psicoanalista freudiano o lacaniano…

En los informes, que tienen un fin concreto, prima la brevedad. No se suele ver más allá que el nombre de pila ¿Para qué? Quieres esto, el informe es un medio, lo plasmo y santas pascuas.

¿Por qué me escuecen tanto esas sus verdades? ¿Por qué ese resumen me limita y me asombra? Las respuestas siguen estando en que me suenan a veredictos momentáneos y circunstanciales que son vehículos de mi sufrimiento.

Lo que me sobra es que me manden un carnet del Gobierno de Navarra, como si fuera el de un selecto club, en el que aparece mi grado de discapacidad debajo de mi nombre. Pero esta es otra canción.

CONCURSO DE 5 EJEMPLARES GRATIS

12 Ene

introduccion

CONCURSO ¿CUÁNTAS PALABROTAS APARECEN EN “TENGO TRASTORNO BIPOLAR”?

Según la RAE
TACO: m. coloq. Voto, juramento, palabrota. Echar, soltar tacos,
a lo que añado “palabra malsonante”.

Entre las 5 personas que envíen la cifra exacta les será enviado un ejemplar gratuito dedicado y firmado por el autor -o sea, yo- que hago de juez y no de parte.

Se pueden enviar las respuestas como comentario en este blog,  por facebook, twitter, correo electrónico a tengotrastornobipolar@gmail.com pero por señales de humo, no, que se enfadan mis amigos los bomberos.

Como fecha máxima para recibir el voto pongamos… el domingo 25 para que podáis recibir los ejemplares -en Península y Baleares- durante la semana siguiente en vuestro domicilio.

Puede resultar divertida la relectura o como una actividad en las bibliotecas con préstamos especiales más cortos. Bueno, no seré yo el que dé más ideas.

A contar se ha dicho, voto a tal.

UN CLAVO ARDIENDO

4 Ene

statistics

Cuando las cosas no vienen bien dadas para uno que tiene trastorno bipolar -los balances anuales, la navidad- suele ser una medida práctica agarrarse a un clavo ardiendo. No importa a qué clavo.

Internet, con sus blogs, sus redes sociales y las estadísticas que todo esto aporta me puede resultar válido. Sube el ego aunque no sé bien la razón. Quizá sea porque tampoco entiendo la razón de que el personal que lea esto.

En agosto de 2013 abrí una página en Facebook. Ya son más de doscientas personas las que le han dado al “Me gusta”. Este blog, que funciona desde que salió el libro, hace veinte meses, roza las cuarenta y siete mil visitas que alcanzará el marte. O así. En este último dato tiene mucho que ver que mi madre se haya puesto Internet en casa. Estoy seguro.

Si todo es gris, si no le veo mucho sentido a todo esto, no me sirve para nada. Es, sencillamente, sorprendente.

Pero si me quiero poner positivo, como ahora al escribir esta entrada, me siento como el guiñapo de la imagen: sube, súbeme la moral, levántame el ánimo.

Otro día disertaré sobre la estadística como instrumento matemático multiusos.

1209496129_f

En la próxima entrada, lanzaré una pregunta que tiene mucho más que ver con el libro y con su difusión más allá del Atlántico.

Otro día. Me voy a jugar a pala. A sudar miedos.

Librerías y puntos de venta de “Tengo trastorno bipolar”

17 Dic

En esta nueva entrada están, actualizadas, las librerías donde podéis encontrar “Tengo trastorno bipolar”:

En la Rotxapea, en

Colorín y Colorado, c/ Santa Alodia 1,

En Pamplona, en las librerías

Abarzuza, Cuesta Santo Domingo 29
Auzolan, San Gregorio 3,  junto a la Plaza de San Nicolás

Gómez en sus cuatro puntos de venta
Ínsula, en la Plaza de la Cruz
Katakrak en c/ Mayor 54
Universitaria TROA
Y en la Herboristería Lezaun, en la Cuesta de Santo Domingo 17

 

ELKAR, que forma una red de 19 librerías, lo tiene disponible

En Pamplona-Iruña, en sus tiendas de Comedias y Pasaje de la Luna-Larraona.

Bilbao, Iparagirre 26
Donostia-San Sebastián en Calbetón
Vitoria-Gasteiz, San Prudencio 7

En el resto de sus librerías está disponible en 24 horas bajo pedido.

 

En Estella, Librería Irrintzi, calle La Estrella 1

En Tafalla, librería La Feria Folder, Mayor 32

En Barañain, librería Ibáñez en la plaza de los Olmos

 

Donostian,

Hontza liburutegia, Okendo kalea 4

y librería Jiménez, en Avda. Sancho El Sabio 26

 

En Vitoria-Gasteiz, librería Anegón, Santo Antonio 13

 

En Barcelona

Alibri Llibreria, en Balmes 26

Librería Santos Ochoa Barcelona, en el Paseo Fabra i Puig 165

Llibreria Paloma, en C/ Clot 59

En Girona

Llibreria Geli, en Carrer de l´Argenteria 18

En Lleida

Llibreria  papereria Caselles, en Carrer Major 46

En Igualada

Llibreria Aqualata

En Reus

Galatea Llibres, en Carrer Jesus 5-7

 

En Madrid

En Vallecas, La Esquina del Zorro, en c/Arroyo del Olivar 34

Librería Arrebato, c/ La Palma 21 (Malasaña)

Librería Paradox, c/ Santa Teresa 2

 

En Almería, Liberías Picasso

Lual Picasso en Reyes Católicos 10

Picasso Estación en Avda. Estación 13

En Granada, Picasso Obispo Hurtado, c/Obispo Hurtado 5

En Cuenca, librería Evangelio, en plaza Hispanidad 1

En Logroño

Librerías Santos Ochoa

Librería Paréntesis, en Pedregales 12, en el barrio Cascajo

Y en Calahorra y Arnedo, Librería Caprichos

En Salamanca,

Librería Cervantes, en c/ Azagranal 11

Librería Victor Jara, en c/ Meléndez 21

En Ferrol, Central Librera, en c/ Dolores 2

En Soria, librería Santos Ochoa, en Plaza el Rosel y San Blas 3, al final deEl Collado

En Tomelloso (Ciudad Real), Actual librería y galería de arte, c/ Socuéllamos 71

En Guadalajara, en Librería Universitaria Alcarria, en Virgen de la Soledad 14

En Santoña (Cantabria), librería Meléndez, en c/ Manzanedo 8

En Cádiz,en librería Manuel de Falla, plaza de Mina 2

En El Puerto de Santa María, librería Zorba, calle Larga 86

En Los Alcázares (Murcia), librería Lápiz y Papel, paseo de La Feria 25

 

En Valladolid, librería Oletvm, en la Plaza del Salvador, junto a la Plaza Mayor

 

En Valencia, librería París Valencia, en c/ Pelayo 7

En Sagunto (Valencia), librería El Puerto, en Avda. Camp Morvedre 151

En Denia (Alicante), librería Publics, en Patricio Ferrándiz 16

En Castellón. Librería Argot, en San Vicente 16

En Málaga, librería Rayuela, en c/ Cárcer 1

En Aranda de Duero, Librería Bayo, calle Véjar 9

 

ANASAPS, Asociación Navarra para la Salud Mental, lo tiene disponible en sus sedes de
Pamplona, Azpilagaña, calle Río Alzania 20 trasera
Estella, Plaza de Santiago 37
Tafalla, Túbal 19
Tudela, c/ Hermanos Segura Golmayo 2, 3ª Planta

 

SI LO QUERÉIS DEDICADO Y RECIBIRLO A DOMICILIO, ESCRIBID UN CORREO ELECTRÓNICO A tengotrastornobipolar@gmail.com.

Os pondréis directamente en contacto conmigo. Añadid la dirección de envío y el nombre al que queréis que se lo dedique, con la información que os apetezca. Os enviaré inmediatamente mi número de cuenta y en menos de 48 horas lo recibiréis por correo certificado por sólo 17,90€.

 

POR 2 € EN EBOOK, “Tengo trastorno bipolar”.

13 Dic

¿Os gusta leer en formato electrónico, tanto en dispositivos móviles como en el ordenador de casa (o del trabajo…)?

Por sólo 2 € os podéis hacer cómodamente con “Tengo trastorno bipolar”, pagándolo con tarjeta o través de PayPal.

La plataforma ReadOnTime, de Publidisa, os lo pone fácil también a quienes queráis hacerlo desde xico o Argentina.

¡También en edición papel y para pedidos bajo demanda!

Sois muchos los que ya habéis leído el libro a través de una pantalla. Lo digo porque ayer me pasó la editorial la liquidación de los últimos cinco meses. Gracias a todos y siento no habéroslo podido dedicar: es lo que tiene.

Portada tengo trastorno bipolar

 

A todo esto, acabáis de sobrepasar las 46.000 visitas al blog. Luego dirán que al que le falta un tornillo por ajustar es a mí…

 

A %d blogueros les gusta esto: