Archivo | MÚSICA RSS feed for this section

procrastinar. (Del lat. procrastinare). 1. tr. Diferir, aplazar.

7 Nov

Tanto lío para esto. Aunque algo embrollado sí que está porque: “la RAE considera procrastinación inválido y, en cambio, indica la utilización de procrastinación. Se trata de la tendencia y el resultado de procrastinar, es decir, de demorar, retardar o retrasar algo”. (definicion.de).

procrastinación

Un verbo complicado de conjugar pero fácil de ejecutar. Dejar para mañana lo que te pueda generar disgusto y estrés. Antes lo urgente que lo importante, sobre todo si es menos desagradable de hacer.

¿Esto continúa con aquella entrada tan salada de los palabros? Pues puede que sí. Hago público que es tarea de mi psicólogo, que estoy convencido que se piensa que soy un diccionario de sinónimos. Es broma: nuestra historia promete. Él me suelta pedradas de este tipo y de mi cuenta está desentrañar y pensar en ello.

Supongo que en este caso debiera sacar mis propias conclusiones. Vuelve a mi cabeza aquello de que comunicamos no lo que queremos, sino lo que el interlocutor entiende.

Ahora, en este otoño tan veraniego que estamos teniendo -ya volará el grajo bajo “Me gusta la niebla, me gusta el frío”-, propongo dos canciones:

.
-la última de Ciclonautas, con un vídeo espectacular: “Bienvenidos los muertos”

-¿Se me olvidó “Víspera de todos los santos”? Rock Suave.

¿TENGO TRASTORNO BIPOLAR? DIVERSIÓN Y SUFRIMIENTO

1 Nov

Estamos de celebración.

Mientras escribo esto, el blog habrá recibido 58.000 visitas. Gracias a todos por venir.

También la página facebook está a punto de llegar a los 400 “Me Gusta”, que no son los veinte millones de la de The Rolling Stones, pero es una respetable cifra.

Foto de Luis Zabalza

         Foto de Luis Zabalza

Como podéis ver, este año os habéis librado y no os he puesto la canción de Los Suaves “Víspera de Todos los Santos”. Era un día como otro… ¿dónde vas pobre loco? Dios se cansó de dar cuerda a mi vida…

Al ajo. ¿Tengo trastorno bipolar? Algún sabio escribió no sé qué de ser capaz de admitir sus propias dudas que tenía que ver con la inteligencia.

Al principio, cuando negaba el diagnóstico y me negaba a mí, afirmando un carácter que no era el mío, yo luchaba de forma diferente. La enfermedad de los afectos. La enfermedad del ombligo. La enfermedad, de entre todas las que he tenido o tengo, que más ha decidido el curso de mi vida. Presente en todas las decisiones importantes, cotizara alto o bajo en los mercados de mi credibilidad.

A día de hoy, reconocer el diagnóstico y llevar un determinado tipo de vida no me hace más sabio. Tampoco más consecuente. Ni quiero que el trastorno bipolar me dé excusas, tampoco razones. Me gustaría, como escribía el otro día, que por encima de todo esté mi propia personalidad, mi carácter. ¿Por encima? Al menos por delante.

Me gustaría que los demás, cuando vieran en mis ojos a la tristeza, se plantearan primero si tengo algún motivo en vez de pensar que lo que me pasa es directamente un síntoma. Otra vez. Y si me ven feliz, lo mismo. Pero cómo voy a culpar a nadie, si el primero que lo hace soy yo mismo.

Como decía Cristina en su blog “Estoy como una maraca”, el autoestigma es la capacidad que les damos a los demás de señalarnos. Si no es exacto, espero que me corrija.

Llega noviembre. El mes oscuro. También el mes creativo. Hace ya tres años que redacté el libro. Me quedaré otra vez a solas conmigo, dando patadas a los montones de hojas que se me acumulan en los resquicios de mis anhelos.

DE PEÓN A REY DE ESPADAS. Rasgo de un carácter o síntoma.

30 Oct

Portada Directo

“Es un salto importante de peón a rey de espadas.

Arrogante y peligroso con el tiempo de pasada. 

Intentará sin lograrlo bajarse en su parada con el tiempo de pasada

ya no tienta a la suerte porque la suerte está echada“.

Éstos de la wikipedia son la bomba. Te meten dos párrafos que caen por su propio peso -el segundo más bien se arroja solo- para explicar la crisis mixta y se quedan tan anchos. De todos modos sirve para dar pie al concepto.

En la charla del otro día en Barañain volvió surgir la idea de que ciclamos no ya rápidamente, sino inmediatamente. Pasando de la verborrea del modo “me encanta escucharme” a las lágrimas en tres minutos. Hablo de síntomas. Síntomas. Lo cierto es que la irritabilidad te la puedes encontrar en los lados de esta balanza que nos quieren montar. Averiguar el matiz (¿es irritabilidad de la de estar de bajón, o bien es de la que ya se ha subido por la pared y es la de la desesperación de que todo va muy despacio¿?) es un reto y es muy importante a la hora de tomar medidas. En el ejemplo, además, si el síntoma es uno de los principales chivatos de que se está liando… También con el sueño serviría este ejemplo de síntomas chivatos que desconciertan dependiendo de cómo aparezcan.

Buena onda escuchar a los Barricada del Doble en Directo (´89) para empezar la mañana. No esperes a quedarte cojo para empezar a patalear. Situación límite. Nosotros los vimos en el pabellón Anaitasuna en mayo del 90, que cerraron la gira en casa. Mi primer concierto.

No puedo acabar esta entrada intentando dejar muy claro que yo puedo estar irritable porque sí, porque Osasuna ha perdido, porque no doy una a derechas jugando a pala o porque se me ha muerto el canario. Aquí, por mucho enfermo que nos juntemos, no hay patología. No hay enfermedad por ninguna parte. Ni síntoma ni diagnóstico ni obsesión ni pulsión ni nada.

Parece que no tenemos derecho a tener ciertos sentimientos sin que tengan que ver con un diagnóstico. No tener derecho… peor aún. Que se nos señale con el dedo y se escuche “cuidado, que se le va la pinza.” Esto nos lleva a estar escondiéndonos, procurando no expresarnos dependiendo de quién esté delante, porque lo mismo si Osasuna se clasifica para La Champions -qué pasa, no ha hace tantos años- tengo que estar moderado en mi alegría. Anda, no me toques los aparejos, que de irritabilidad podemos hablar también.

Y sí. Soy de los que ciclo rápido. De peón a rey de espadas.

Vídeo

“Entonces duerme” (Una canción de amor)

25 Oct

Suena la orquesta, sube el telón
y ya no puedo esconderme.
Nada se pierde y si me pones calor…
Quiero que sueñes conmigo
que sueñes conmigo.

No me molesta, hay un rincón
donde sabré defenderme,
Entonces duerme y si te sientes mejor…
Quiero que sueñes conmigo
que sueñes conmigo.

jupa1128

jupa1128

Vas a la fiesta, que decepción,
no me tomabas en serio.
Entre los celos se escapó
lo mejor,
quiero que sueñes conmigo,
que sueñes conmigo.

Ya no hay respuesta, solo tú y yo,
no queda nada por medio.
Cruza tu mente alguna buena canción…
Quiero que sueñes conmigo,
que sueñes conmigo.”

EXIGENCIAS, ASERTIVIDAD Y OTROS CONCEPTOS MODERNOS

4 Oct

Estoy teniendo unas conversaciones de lo más cachondas últimamente. También tengo la sensación de que me falta rematarlas, acabarlas y llegar a conclusiones que me permitan avanzar en otros aspectos relacionados.

Total, que en las últimas semanas se me ha acusado muy modernamente de ser poco asertivo. Asertividad, quieto parao, que no me sale en el diccionario Sopena del 65 y tengo que poner el enlace de la wikipedia. ¿Poco asertivo yo? Pero ¡¿de qué carajo estás hablando?! La verdad es que lo más seguro es que tengas razón, ahora que lo pienso. Total, si tú lo dices…

Vamos, que leyendo algún enlace más me doy cuenta de que ser asertivo es básicamente la polla. De modo que como estoy muy cerca de los 40 y parece que me he enterado más bien tarde, haré todo lo posible porque mi hijo lo sea. Mío, no. Sí, quiero decir. Vamos, que mi hijo sea asertivo.

¡No! Estaré proyectando el origen de mi frustración en él, que no tiene culpa de nada. Otra exigencia más. Porque “Cuando la exigencia nos exige demasiado” a lo mejor este artículo no nos sirve demasiado, pero nos hace llegar a dos conclusiones:

-ser exigente es básicamente malo de cojones

-a no ser que queramos conseguir retos y alcanzar metas, a quién se le ocurre.

Asertivo, bueno. Exigente, malo. Sigamos.

Igual es el momento de aclarar que no he estado muy activo en blog por razones que aquí no vienen a cuento y porque me he estado dedicando a releer. Sí. Releer. Nada moderno, por cierto, no creo que sea tendencia ni nada.

Empatía. Empático. Delicioso. Esto también es bueno, así, con todas las letras. Por no liarla más y si lo entiendo correctamente, viene a ser que uno es capaz de ponerse en el pellejo del otro. He leído hace poco un texto sobre la falsa empatía, la hipocresía que puede/suele conllevar que era muy divertido. O no, depende del momento en que te pille y si estás asertivo y demás. Una pena no recordar ni el autor ni la fuente. Mira que uno de mis -por lo visto- defectos es ser exigente. Ahora me tengo que frustrar un rato. Otro día vuelvo.

Otoño. Billie Holiday.

Billie Holiday

CUMPLE MIS EXPECTATIVAS

23 Ago

Martini 1Martini 2

Qué tiempos de este anuncio, ¿eh? Año 1993. Me ha venido a la cabeza porque esta chica,

HOLLYWOOD, CA - FEBRUARY 24: Actress Charlize Theron arrives at the Oscars at Hollywood & Highland Center on February 24, 2013 in Hollywood, California. (Photo by Jason Merritt/Getty Images)

Charlize Theron, acaba de cumplir 40 años y, en el vigoe.es, I.G.P. le dedica este artículo.

Tirando del hilo, no con el mundano gesto de la joven Charlize en el anuncio (y es que me faltan gracia y caderas para hacerlo) me doy cuenta de que no son sólo mis expectativas las que no cumplo. También decepciono a los demás ¿A quienes en mí han puesto alguna de sus esperanzas? A ésos, también.

A pesar de que sigo con la creencia de que no voy a ser una embarazada ejemplar y con el convencimiento de que no me voy a casar, reconozco que Joseph L. Mankiewicz me suena a defensa central de la selección polaca de los años setenta. Lo siento, los reyes católicos me suenan también a conquistadores. En Navarra, tras Fernando conquistarla, hace 503 años, sólo dejaron un par de castillos en pie. Sí, un mero juego de tronos.

Me enredo. Las expectativas que los demás depositan en uno son eso, de los demás. Tendrán sus razones y su capacidad de frustración. Como ya hemos quedado, eso de la capacidad de frustración es personal, intransferible y digna de aplauso si se quiere, pero sobre todo personal.

¿Me tengo que sentir responsable, incluso culpable, por decepcionar a los demás? Mmm….

Mmm…

No debiera, qué narices.

Mi capacidad de frustración es muy limitada, bastante tengo con decepcionarme a mí mismo -duro trabajo- y cada vez me falta menos para cumplir los 40. Es decir, me acerco a esa edad en la que escuchar en labios ajenos lo que tengo que hacer con mi vida me revienta los… me revienta.

Lo mismo es un síntoma -vaya, un síntoma- de madurez y resulta que voy avanzando. Que asumo mis… que asumo las… Bueno, que asumo lo que sea. Y eso es positivo ¿no?

A la memoria de Daniel Rabinovich, de Les Luthiers. Por favor, una carcajada a su Daniel Rabinovichsalud. En este vídeo. Qué genial gamberro…

BIENVENIDOS A DEGÜELTO

5 Ago
Koma y Kutxi

“Dale Kutxi”

“El cartel de entrada ya lo advierte claro que jamás nos gobernó ningún estado.

Ven y date por jodido. Homenaje merecido a la lucha sin cuartel de tantos años.

Acercaos rotos, más que descosidos, al más grande de los carnavales donde disfrutamos, afilando los puñales, despertando vómitos dormidos.

Piedra a piedra trabajando de peones con las manos seguimos excavando madrigueras donde cicatrizan las heridas de las broncas callejeras que montamos.

Bienvenidos a Degüelto, bienvenidos. La ciudad de los estómagos vacíos. Bienvenidos con lo puesto al destierro clandestino. Bienvenidos a Degüelto.”

De “Molestando a los vecinos”, de Koma, con la colaboración de Kutxi Romero

EN ETB. Entrevista con Adela González.

23 Nov

183608-620-282

default

 

 

 

 

 

Este vídeo es una edición del directo que se emitió desde los estudios de Euskal Irrati Telebista en Miramon, Gipuzkoa. Son sólo diez minutos.

Ha pasado un año. Ni Adela González está ahora en ETB ni yo respondería de la misma manera a alguna de sus preguntas.

Por otro lado, e intentando ser justo conmigo mismo, creo que la explicación que doy sobre la importancia de la medicación y su infalibilidad me sigue pareciendo bastante acertada.

Porque sigo creyendo que encomendarse a las drogas como tabla de salvación es un error de concepto. También reconozco que mi concepto acerca de los medicamentos ha ido cambiando a lo largo del tiempo y que es susceptible de seguir evolucionando. Menos mal.

Menos mal que me queda garganta para gritar “Que viene el lobo”. Menos mal que sigo equivocándome y procurando aprender.

“Menos mal que en el último control sólo echaron, por encima, una mirada”. Koma.

 

OTRA “VÍSPERA DE TODOS LOS SANTOS”

1 Nov

La banda no se cansa.

Los-Suaves

“Era un día como otro cualquiera… ni negro ni blanco. No sé si era largo o era corto pues, como todos, empezó acabando.
Una jornada de un siglo remoto -perdí ya la cuenta han pasado tantos- al que llegué poco a poco: víspera de todos los santos.
Era cuando la Edad Vencida dice: “¿Dónde vas, pobre loco, abrazando causas perdidas, mujeres perdidas… corazones rotos?”
El primero o el último día, da igual, quedan sólo unos cuantos. Dios se cansó de dar cuerda a mi vida: víspera de todos los santos.
Era un tiempo de horas homicidas: tú no te enteras… ellas trabajando. El reloj, tic-tac, causa heridas mientras la vida te va suicidando.
Fue cuando, tras cada esquina, otra vuelta de tuerca sigue apretando. Besas en la boca a la agonía: víspera de todos los santos.
Todos los años, puestos en fila, piden cuentas y tú recordando cómo has perdido lo que querías. ¿O, sin saber, te lo fueron robando?
Sólo Dios conoce el último día, la última hora -sonríe callando- el último número de la lista: víspera de todos los santos.
Para escuchar esta canción, el mejor lugar el infierno. Naces solo. Mueres solo. No te engañes, solo vas viviendo.
Llegó por fin el mejor día: martes trece o viernes santo. Los perros me hacen compañía: ladran cuando estoy llorando.
Es cuando, muerto de envidia, miras al mundo pasar paseando. Los caminos son navajas frías: víspera de todos los santos.
Noches y noches perdidas. Cientos de horas volando. Llega la señal de la partida. Caigo y aún me voy levantando.
Apoyado en la ruina, la compañera que me va quedando. Rechazan tu mano tendida: víspera de todos los santos.
Las palabras entre rejas. Otra vez el papel en blanco. Calla, obedece, de qué te quejas: unos mintiendo, otros soñando.
Cuando ves la tarjeta amarilla, ¿qué haces? Empujas o sigues tirando. Las ilusiones hechas astillas: víspera de todos los santos.
Era quizás el último día, sin noche, cuando unos cuantos se van con la mayoría
y sin votar terminan ganando.
Furiosa la muerte me hace signos. Cerca, muy cerca me va llamando. Me voy como se cierra un libro: víspera de todos los santos.
Allí estaremos juntos
día de fieles difuntos.”

Desde que descubrí a Los Suaves, me llamó la atención la relación que Yosi, letrista y cantante de la banda, ha tenido con la muerte. Hay que tener en cuenta que yo tenía catorce años y en esa época es cuando empecé a preguntarme ciertas cuestiones que siguen sin respuesta, claro, pero que me han servido para leer bastante sobre el tema, hacerme con una idea propia y ser muy crítico con la parefernalia actual, la que está de moda hoy y aquí.

Para terminar, me voy a permitir una recomendación: no escuchéis a Los Suaves si estáis melancólicos, sobre todo el “Maldita sea mi suerte”: no es que te saque a patadas de la melancolía, precisamente.

Larga vida a Yosi. Aquí donde esté. Y mis mayores respetos para los que seguimos amando a los que nos faltan. Así amaremos a los que acaban de llegar. Y a los que están por venir.”

A N. Z. O.

¡PON LEÑO!

29 Ago

El miércoles murió Tony Urbano, bajista de Leño.

La entrada que sigue la escribí hace poco más de un año.

Qué desilusión.

“Sé que no estoy en mi juicio y que me falta inspiración. Todo me saca de quicio ¡Qué desilusión! Odio salir a la calle. Hiede la televisión. El rocanrol es un arte ¡Qué desilusión! Es sólo una canción y me siento mejor.

Portada de "Corre, corre"Soy compañero de nadie y viajo solo en mi vagón. No encuentro un soplo de aire ¡Qué desilusión! Soy pregonero del negro y tengo en cama la opinión. Sé que no existe el infierno ¡Qué desilusión! Es sólo una canción y me siento mejor.”

Éste medio tiempo de Leño abre el álbum “Corre, corre”. Fue su último disco de estudio, allá por 1982.

Ya, ya sé que es una canción triste, un rocanrol particular. Pero es bastante frecuente que sienta cosas parecidas a las que Rosendo Mercado sentía cuando compuso esta letra. Con unas pocas frases consiguió expresar con acierto un estado de ánimo y consiguió explicar que tenemos que ser capaces de encontrar la esperanza en nuestras propias historias. Y, así, conseguir encontrarnos mejor.

A lo mejor es por eso que la sigue cantando, Rosendo, digo, tantos años después en sus directos…

Por mi parte, la desilusión es parte de mi frustración. Así que intento seguir su viejo consejo, su manera de vivir y busco actividades que otras veces me han hecho sentir mejor.”

Camarero. Pon Leño.

Que falta me hace.

Entrevista en HIRIAN

20 Jun

La revista guipuzcoana HIRIAN, por medio de Mónica Mínguez, nos hizo esta entrevista en la que estaba “hecho polvo” y con bastantes ganas de cachondeo. Es compatible, sí.

Foto de Luis Zabalza

Foto de Luis Zabalza

Me salió el lado crítico, sin llegar a ser desagradable -espero, eso lo tendréis que decir vosotros- y también el lado padre. Es compatible, sí.

Mónica, que fue muy simpática y bastante paciente, me habló y me descubrió la historia y los vídeos en Youtube de Stephen Fry, un británico que os sonará en cuanto le veáis la jeta: mucho teatro, de la cuadrilla de Hugh Laurie (House) -con el que formó pareja teatral y cómica en los 90-, Kenneth Branagh, Emma Thompson…

Una pena que estén en inglés y los subtítulos los haya traducido mi sobrino de siete años. Y mira que Mónica Mínguez me avisó…

Os dejo con esta tona de

Ciclonautas

 

Un saludo a toda América Latina.

LA ESQUINA DEL ZORRO

18 Jun

Mis manos están muertas. Se niegan a escribir…

Esta canción de Barricada, grabada para el “Mordiscos” en el Teatro Gayarre de Pamplona es vieja, pasional y sincera. Ay, esas medias rojas…

Barricada-No-Se-Que-Hacer-Contigo-Del-1981-Delantera

La Esquina del Zorro es la librería de Vallecas que, a partir del viernes, va a vender “Tengo trastorno bipolar” a todo el que se arrime. Y al que no le pille a mano, pues también, porque te lo acercan a casa a través de su web.

Tenemos nuevos puntos de venta en Almería, Granada, en varios emplazamientos de Catalunya y, en Madrid, también La Central de Callao y Arrebato (Malasaña), vuelven a la carga.

Por último, y sé que no suelo, Patxi Irurzun ha reeditado “Atrapados en el paraíso” con unas cuantas jugosas novedades. A quien no conozca esta aventura en primera persona por los basureros de Filipinas -no es una metáfora, o tal vez sí, qué sé yo- y a Papua-Nueva Guinea, que vaya a una librería o que pinche en su blog, en la columna de la derecha, y que vea si es capaz de aprender, de reírse, de emocionarse y de divertirse con la prosa de aquel escritor que en 2004 se fue enamorado a buscarse en la basura.

Rocanrol, fotos, noticias, recomendaciones literarias… Esto parece un suplemento semanal. Me voy a la cama.

 

EL TROMPO. BARRICADA

21 Abr

“El trompo”

“De tanto ir de tó, de nada vas. De tanto correr solo, sale humo de los poros. Supongo que querrás descalabrar conmigo: espera un momentito que ahora mismo resucito.

De las vueltas que das, el trompo se queda corto. Lía cuerda y a la mierda si no cabe nadie más. Que el que se inventa es el que cuenta cuando empieza todo: el que cuando hay lodo saca el codo y se niega a naufragar.

Si llueve ¿quién te puede despertar? Que, para ti, tus manos nunca fueron muchos demasiados. Te dejo abierta la puerta de atrás que el tiempo fue tan poco que no es tiempo de volverse loco.

Que el mundo es poca habitación para aquel que gira y el suelo poco colchón

Enciéndete las ganas de besar. Recógete las alas: ya no te valdrán pa nada.

Seguro que te vas a enamorar del trasiego del va y viene, del que nada te entretiene.”

BarricadaLogo

 

Reflexiones de lunes santos.

LA SABIDURÍA DEL FRACASO

14 Abr

En las instalaci0nes de Tajonar del C. A. Osasuna, en las paredes de los pasillos, había una serie de placas con mensajes educativos. El que más me llamaba la atención era uno en el que se podía leer: “Hay que saber ganar. Hay que saber perder”.

Me parece que nunca se acaba de aprender. Ni a ganar ni a perder. Puede que en eso consista la vida. A mí, lo de participar sin más, no me va ni con gaseosa. Lo de empatar, lo de que la vida pase por mí sin obtener de ella más que lo servido… Los que leáis este blog conocéis mi cantinela de sacarle el jugo, de beberse el cáliz hasta las heces y demás.

Como yo no acabo de aprender, a los hechos me remito, y soy consciente de mi impericia en muchos importantes aspectos, sigo con la ambición del que no se conforma con lo que tiene. El objetivo está claro: mejorar. Qué bonito. Mejorar ¿para qué? Ni más ni menos que para seguir intentando vivir con intensidad.

La sabiduría que nos da el fracaso“. He estado leyendo y escuchando historias que las relaciono con esta frase que escuché con atención a Robe Iniesta, Extremoduro. (Empiezan tremenda gira el mes que viene, más de cuarenta conciertos y luego, América Latina). Siempre se dice que se aprende mucho más de lo malo que nos pasa que de lo bueno. Una frase que ha tenido que escuchar mucha gente en pleno proceso de duelo.

A golpes se puede aprender. Hasta se debe, si me apuráis, en deteminadas circunstancias. La clave, para mí, está en esa consciencia que permite hacer valoraciones que vayan más allá del qué mal lo he pasado, seguro que la vida me recompensa más adelante.

Inmediatamente después de fracasar, de perder, del guantazo… es muy complicado llegar a conclusiones que puedan ser útiles más adelante. Ése inmediatamente después es, para mí, momento de observación. Nada más. Forma parte de la recogida de datos.

Pasado un tiempo -jamás sabré cuánto, al paso que voy- es cuando comienza el partido de verdad. Cuando hay que rebobinar, tirar de analogías con experiencias pasadas, discriminar actuaciones procurando ser justo con uno mismo e intentar hacer todo esto con frialdad, a pesar del golpe que sufrido hace tan poco tiempo.

Estoy refiriéndome al trabajo que vale la pena. Al que no tiene precio. Al que nadie que no sea uno mismo puede hacer. Porque el beneficiado es uno mismo. En ese trabajo procuro ser eficiente por esa mismo razón. Donde procuro ser realista. En fin… Donde sé que todas los conclusiones que pueda sacar serán válidas si lo hago bien.

images[5]

¿La sabiduría del fracaso? Sí. Es un buen maestro. Porque son mis propias experiencias -las vividas en mis carnes y las que nadie más puede sentir- las que que me van a enseñar a evitar los mismo errores en el futuro. Esto es de cajón. Ya lo sé. Pero no percibo que la interiorización de este tesoro haya sido simpre tan efectiva. No lo ha sido para mí. Aunque me llenara la boca diciéndolo.

Hay más. Tengo que llegar más profundo, más fuerte. Y tengo que hacerlo con ese objetivo: que mi aprendizaje me haya servido para evitar, sí, pero también para exprimir lo que venga, lo bueno y lo malo, con entusiasmo. No me vale dejarme llevar por la abulia del fatalismo. Es una actitud que arrastré una larga temporada y no hizo más que enfangarme e impedir impactos potentes en mi existencia. Demasiado aburrido.

“Cada vez que me ves soy más sabio y más perro”. Hala pues, seguiré metiéndome en mi pensamiento con la esperanza de sacar sabidurías prácticas que me resulten útiles para… todo lo que me queda por vivir.

PASIONES Y TRASTORNO BIPOLAR

27 Mar

Uno de los argumentos que esgrimía en mi época de negación de la enfermedad -vale, puede que hasta hace no tanto tiempo- era que querían hacer de mí una ameba. Un ser que no sintiera, que no reaccionara y que no creara problemas.escudo_osasuna1[1]

Argumento de paja, claro está. Hoy quiero creer que no era eso lo que querían de mí para siempre. Además, el tiempo me ha enseñado que no hubiera sido posible.echeverria iriguibel martin

Vivo intensamente incluso a pesar de mí mismo. Quiero que así sea. Mi voluntad por sentir la abrumadora experiencia de la vida es muy grande.

Soy capaz de asumir que ya no tengo la fuerza de mi adolescencia. Ese vacío, esa tabla rasa, la inocencia, el descaro… los echo de menos a veces.

Por contra, el otro día hablaba en la entrada sobre la Primavera de los beneficios de la moderación. Este apasionamiento más pausado me permite percibir matices que antes se me escapaban.

Con todo lo que me está dando el libro, estoy aprendiendo que la gente que cree que no tiene una enfermedad mental, ante mi impulso para llevar a cabo una iniciativa, toma distancia de un modo particular. Deja pasar algo de tiempo para comprobar si no es más que un fogonazo de un tipo que tiene trastorno bipolar. “Mucha pasión. Esperemos unos días a ver si va en serio o se le pasa”. No quiero justificar a nadie, pero es que creo que yo mismo lo hago. Conmigo mismo. Es como si me filtrara, como si el paso del tiempo le diera vigencia a mis iniciativas.

¿Puedo sentir pasión por lo que sea, con una fuerza brutal? Claro que sí. Aunque a veces moleste. Aunque no me entiendan. Aunque me parezca que los que me rodean me miran raro.

Cuando esas pasiones se mantienen en el tiempo, durante años, durante lustros, pasan a ser señas de mi identidad. Más recursos a los que agarrarme si vienen turbias.goiko 94

Osasuna lleva cinco partidos sin ganar y estamos en puestos de descenso. Barricada se disuelve en dos años y el Yosi de Los Suaves tiene hepatitis.

Siempre me quedará aquella final en Madrid,final copa

la primera vez que fui a El Sadar, mi primer concierto de Barricada con 14 años o el desparrame de El Yosi, un año más tarde, en el frontón Julián Retegi de Barañain.

Y Osasuna no va a bajar. Y El Sadar seguirá en pie, aunque baje. Y Marea sacará disco el año que viene, o el siguiente. Y Rosendo no baja del burro.

Y a Amets le van a salir los colmillos. Y Lupe sigue durmiendo a mi lado…

A %d blogueros les gusta esto: