¿LA MEDICACIÓN ENGORDA?

18 Nov

images

No me da la gana de documentarme para responder con precisión. Si alguien sabe respuestas y razones que no empiecen por : “se cree que tal hormona…”, por favor, que lo añada en Comentarios, por ahí abajo.

De modo que hablaré de mis experiencias personales y de otras que personas más o menos psiquiatrizadas han querido compartir conmigo.

La respuesta es… no sé.

Una forma de atizarle a la ansiedad es comiendo. Yo me como la ansiedad. Me la ceno, para ser más certero. Si tengo tiempo, conforme voy echando alimentos al buche voy notando que una relajación se va apoderando de mí, que voy olvidando los malos rollos del día y que me van a intentar amargar al día siguiente. La clave está en empezar pronto a zampar. Así puedo estar mucho rato cenando y que no me den las once de la noche volviendo a poner cerco a la despensa, en plan juego de mesa.

¿Esta ansiedad se debe a la medicación? No puedo ser concluyente, señoría. Mi glotonería ha sido una constante frente a tratamientos farmacológicos variables. Mi madre es testigo. Por otro lado, esos distintos tratamientos me han hecho variar mis preferencias más hacia lo dulce que hacia lo salado. ¡¿Está usted de coña?! Puede ser, señoría, puede ser. Pero a los hechos me remito.

Leña al mono, señoría. Sigamos con la argumentación. Como sabrá, llevo desde abril sin fumar. Abandonar esta adorable y estilosa adicción me ha supuesto un terrible y sorprendente síndrome de abstinencia físico que no duró más de tres días y otro psíquico que… bueno. Sobran las palabras. Ansiedad. Ceno lo que pillo. Compro de todo. Puedo estar tres horas comiendo si no se me interrumpe y sin comerme al que me interrumpe. Véase, mi hijo. ¿Sustituyo con las laminurías, dulzainas y demás chucherías al tabaco de liar? Parece que sí. En casi 7 meses llevo engordados 12 kilos.

Acusado, ¿en este periodo de tiempo se han visto modificadas sus costumbres, no sólo alimenticias? Sí padre. Perdón, sí, señoría. Aquella depresión preprimaveral, los trombos, la ausencia de actividad física -paseos a parte, en fin-, el no fumar influyó mal que le pese, actividades mucho más aeróbicas, cambios en la medicación…

Ajá. Cambios en la medicación… Que no, tío, digo señoría. Que los cambios en las drogas que he tomado pueden ser una consecuencia de lo anterior. O debiera.

¿Puedo concluir que las drogas psicotrópicas engordan? No puedo. Te dejan tirado, te generan una ansiedad que -a mí al menos- te lleva a comer. Evitan que hagas el ejercicio que equilibraba tu metabolismo. A su vez, y esto pasa con frecuencia, comprobar que engordo genera más ansiedad que me quito comiendo y, en consecuencia, engordando más. Pero en sí mismas…

Entonces, ¿en qué quedamos?

Señoría, deje de tomar lorazepam y vaya a almorzar. Y déjeme en paz a mí de paso.

Anuncios

5 comentarios to “¿LA MEDICACIÓN ENGORDA?”

  1. Samflipe Olmedillas 20/11/2015 a 18:56 #

    Esta entrada Sergio me ha sacado una carcajada…tu enfoque es muy realista, claro no es otra cosa que el día a día.
    Puedo aportarte siendo tajante y para nada técnico que: SIIIIII ENGORDAN ENGORDAN Y LUEGO ENGORDAN LOS MEDICAMENTOS.
    De hecho en las cajas está puesto en letras MAYUSCULAS.
    En experiencia anterior a mi desecho de toda medicina 2 años atrás engordé 10 kilos en apenas 2 meses.
    Es retención de liquido…sin más. Las dejas y se va todo…y puff delgado…
    Aunque esta de mas decir, que si te dejas llevar por la enfermedad, te comerás al tío de los perritos con gorra y todo.
    Un saludo Sergio,
    Samuel

    Me gusta

  2. Sheila363 23/01/2016 a 0:56 #

    Qué buena entrada y que reflejada me he sentido,.. Yo pienso la medicación en sí no engorda, sí es cierto que te aumenta el apetito a nivel del sistema nervioso central, pero al final lo que te engorda, como muy bien has explicado, es lo que te entra por la boca jaja. Me ha parecido una explicación muy divertida y muy sincera, me alegra que haya gente como tú que comparta sus experiencias y sepa sacarle su lado de humor. Es una de las cosas más importantes, y que al menos yo, cuando estoy en las etapas más bajas (como yo les digo) lo pierdo casi por completo. ¡Gracias!

    Me gusta

  3. Maria 20/03/2017 a 20:03 #

    Yo mantuve mi peso por 15 años y fue comenzar a tomar olanzapina y depakine y comenzar a hincharme como un globo .para mi esta medicación engorda como por arte de magia

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: