LA CONFIANZA, ESA SOBREVALORADA

2 Ago

Todo el mundo habla de ella como si objetivamente fuera “bueno” tenerla. Parece claro que hay dos tipos de confianza: la que se tiene un uno mismo y la que tienen los demás en ti. Atención, las dos son muy importantes. No, no sé si es lo mismo que la estima.

FERMIN CACHO. ORO BCN 92 EN 1500

Hay que aplicarse para conseguirla. Lo de aumentar el saldo de confianza en uno mismo se puede entender. Incluso se pueden (¡se deben!) percibir sus bondades conforme este saldo va creciendo. Ahora bien ¿dónde se consulta la que tienen los demás en uno? “Por la conducta de los demás hacia ti, por sus hechos…” Aaah.

Vaya, vaya. De modo que es algo complicadillo de cuantificar. La confianza es algo subjetivo, intangible y su bondad, como cualidad innegable, se puede relativizar.

Lo bueno de todo es que se puede vivir sin confianza. Es más –salto al vacío-, se debe aprender a vivir sin ella. Se puede vivir sin confianza en uno mismo, con saldo a cero. Y por supuesto que se puede vivir sintiendo la ausencia de la confianza de los demás en uno mismo. Claro que sí.

He tenido la tentación de poner ejemplos. Me he dado cuenta de que no hace falta. Cualquiera, a nada que lo piense un poco, lo sabe. Tiene esa verdad por ahí dentro, en su mollera. Lo sabe y punto.

El hecho de saberlo da poder. Pero ¿no dará también confianza?

Pues a lo mejor, mira tú qué curioso.

Lo de la confianza de los demás, esa esperanza firme que tienen en uno… Pues no sé. Me parece que si el panadero de tu calle confía en mí me importa un pimiento. Lo que quiero decir es que te puede afectar si quienes más te quieren… perdón, si quienes tú más quieres no confían en ti. Sigo insistiendo. La confianza está sobrevalorada. Se debe aprender a vivir sabiendo que esa manida confianza ajena es circunstancial y así como hoy es muy grande y todo es muy bonito, pasado mañana se va por el desagüe y se puede seguir tirando para adelante. Al fin y al cabo, es algo ajeno a ti. Se supone que la ganas y la pierdes, pero esto no es una verdad objetiva.

Esto deja de ser una opinión personal. Lo aclaro no vaya a ser que se me echen al cuello todos los escritores de libros de auto ayuda. Y sólo tengo uno. Un cuello, libros de auto ayuda no tengo.

A DRK, por las chapas. Con cariño y confianza, eso sí.

Anuncios

2 comentarios to “LA CONFIANZA, ESA SOBREVALORADA”

  1. Nuria 02/08/2015 a 10:23 #

    Por mi parte, decirte, que confío mucho en ti y en que un día nos deleites con la publicación de una novela tuya.
    Un abrazo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: