BARRABASADA

18 Mar

1. f . coloq. Acción esencialmente loca que un sujeto comete estando sometido a síntomas de una perturbación mental.

Esta definición que me acabo de sacar de la manga -larga, que todavía hace fresco por aquí- admite matices. Me pongo a ello porque es un término que uso con frecuencia y que no siempre ha quedado claro.

Chaladura podría ser el sinónimo más aproximado. Locura le da un tono más grave, menos festivo. Aunque quizás podría valer también, por qué no.

En general, es un acto incomprendido y fuera de lugar. Sorprendente y desconcertante. Muchas veces no acarrea consecuencias porque no deja de ser una salida de tiesto gamberra. Cuando se dan ciertas circunstancias, como por ejemplo que haya espectadores y/o sufridores que hayan padecido con anterioridad otra barrabasada; o bien que se cometan varias con poca diferencia en el tiempo; o tal vez que, como testigos o como blanco de dicha acción haya… “autoridad”… la acción atropellada puede tener consecuencias algo más serias. Es que hay gente que no tiene sentido del humor.

Fotograma de Birdman

Fotograma de Birdman

Lo cierto es que mis barrabasadas no han solido tener mucha gracia. Para los demás. Han cobrado tintes dramáticos cuando, a día de hoy, estoy convencido de que quitándoles importancia y tomándolas como algo más ligero, mucha menos sangre hubiera llegado al río.

Aquí podría ponerme a disertar sobre el miedo que pudieron provocar desde el punto de vista de que fueron síntomas que no se trataron más que dentro del marco de un diagnóstico. Miedo provocado por las experiencias previas de que la suma de síntomas provoca o agrava un brote.

Hala, majos. No quiero frivolizar más sobre este tema. Las barrabasadas son, han sido, manifestaciones que parten de mi forma crítica y algo gamberra de ver la vida. Si soy, como algunos dicen, “expansivo” y “enérgico”, no esperen que cuando se me vaya la pinza me dé por hacer punto de cruz.

 

Anuncios

4 comentarios to “BARRABASADA”

  1. cristinaochoateres 18/03/2015 a 13:59 #

    Sergio: espero no verte nunca haciendo punto de cruz. Ése día sí que iba a preocuparme de verdad. Prefiero oírte disertar sobre barrabasadas. 🙂

    Le gusta a 1 persona

  2. Nuria 18/03/2015 a 16:15 #

    Estarías graciosísimo haciendo punto de cruz, jaja.
    A todas/os se nos ha ido la pinza alguna vez. Lo veo como pequeñas o grandes licencias que nos permiten nuestros “encasillados” cerebros.
    La gente que se siente por encima del bien y del mal y cree que sus actos nunca le van a jugar una mala pasada, me dan miedo. Prefiero a las/os imperfectas/os (como yo, claro, jaja).

    Le gusta a 1 persona

    • Sergio Saldaña Soto 18/03/2015 a 18:17 #

      Compruebo que la imagen de verme haciendo punto de cruz provoca una hilarante preocupación. No lo entiendo. Me temo que no lo veis como una actividad estimulante, a la par que creativa y productiva.
      Conozco a un gran tipo que es una máquina haciendo ganchillo, cuando sus otras aficiones -ilustrar irreverentes cómics entre otras- se lo permiten.
      Todos es ponerse, mecasonsoria.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: