Suicidio

19 Ago

Huevo suicida

“El suicidio es la primera causa de muerte no natural en Navarra. Por encima de los accidentes de tráfico.”

Ya empezamos con las estadísticas.

 “Es importante recordar que algunas personas con trastorno bipolar se matan por accidente durante un episodio maníaco”.

 Conozco mi propia historia. Esto me lo cuentas porque casi todo el que se suicida lo hace atrapado en una depresión. Voy a tirar yo también de estadísticas para pillarte: el momento más crítico se da tras haber pasado una crisis, con ingreso incluido. Unos tres meses más tarde, cuando ya se tiene consciencia de lo que se ha sufrido.

 “Dale a la vida una oportunidad.”

¿Otra más? Son muchos años dando oportunidades a esta vida de mierda que se dedica a castigarme sin respiro. Ni se te ocurra mencionarme las ganas de luchar por ella. Ni se te ocurra comparar mi tolerancia al sufrimiento con la tuya.

 “El suicidio no es derecho. Es un acto cobarde.”

¿Estás sordo? Te ha faltado decirme que es pecado. Mi frontera es mi piel y me he dejado demasiados trozos en el camino. ¿Me hablas de derechos? Tengo que suponer que pretendes que siga viviendo porque es mi deber. De valentía no me hables, tú no, que estás cagado de miedo al otro lado de la mesa porque ves la desesperación y la angustia en mis ojos

 

 Ideas suicidas. Mucha gente piensa en su propia muerte. Hace testamentos, acude a funerales, entierros, incineraciones, compra flores. Idealiza su muerte sin hablar de ella más que en un tono superficial, idealizado e incluso frívolo. La cultura de la muerte ha derivado en una serie de actos que se suceden en lugares concretos. No hablamos de ella. No celebramos la muerte, como lo hacían otras generaciones y lo hacen otras culturas.

Ese argumento da para largo. Me quedo aquí porque me da pie a desarrollar lo que sigue. Nos la cogemos con papel de fumar. Nos falta inteligencia emocional para tratar a la parca como se merece. El suicidio, como he intentando expresar con ese diálogo producto de mi calenturienta imaginación, es una forma más de morir. Me apetece poco hablar de la prevención del suicidio (voy a repetir las palabras muchas veces: suicidio, muerte) pero sí quiero recalcar que, así como muchos mueren en la cama, el suicidio parte de una decisión personal tras una valoración del pasado y una previsión de futuro. Conozco a muchas personas que no han hecho ese doloroso ejercicio interior en su vida. Lejos de respetar, juzgan.

Es tan fácil juzgar. Lo más frecuente es hacerlo sin conocer las circunstancias del sujeto que decidió suicidarse.

¿Si no se respeta en vida al que tiene una enfermedad mental, cuáles son los valores morales que se esgrimen para no respetar su muerte?

La conclusión es que la muerte, y en concreto el suicidio de personas con trastornos mentales, es tabú. Mejor no hablar porque es triste y salpica a nada que te descuides. Claro, pero ¿para quién es doloroso?

No aprendemos a escuchar. A ofrecer ayuda y alivio. A hablar abiertamente. Nos faltan mecanismos.

Está demostrado (www.forumclinic.org) que el suicida avisa y da pistas. ¡Entonces es una cuestión de voluntad! Si estás cerca y lo ves, tienes la oportunidad de formarte mínimamente. La motivación es inmensa: amas a esa persona. Hablar claramente, escuchar sin prejuicios y respetar al potencial suicida es tan infrecuente como útil.

La lucha por la dignidad de uno mismo es tan admirable como deleznable el menosprecio del dolor ajeno.

Anuncios

8 comentarios to “Suicidio”

  1. cristinaochoateres 19/08/2014 a 10:39 #

    Brillante, Sergio.
    Una vez más.

    Me gusta

    • Sergio Saldaña Soto 19/08/2014 a 10:50 #

      Vaya, Cris. Se agradece. Y mucho. Es un tema que, por desgracia, es muy delicado. Y reconozco mi parte de culpa en convertirlo en algo tan delicado. Un beso.

      Me gusta

      • cristinaochoateres 19/08/2014 a 10:54 #

        Hablas sin tapujos. Y eso es raro de ver en un tema como éste. Suicidio. Pocos se atreven a abordarlo con honestidad y respeto.

        Me gusta

    • arantxa 19/08/2014 a 17:26 #

      Para hablar asi del suicidio hay que haber estado en el limite alguna vez.te respeto y admiro sergio vales mucho y espero que lo sepas.El respeto es lo mas admirable que deberiamos de inculcar a nuestros hijos tanto para lo bueno como para lo no tan bueno…muchos besos .me encata leerte da gusto tu prosa

      Me gusta

  2. elmundodeanica 20/08/2014 a 8:40 #

    Me ha interesado mucho. ¡Ojalá hubieras escrito más diálogo, me ha encantado!

    Me gusta

  3. Oficialmente Loco 20/08/2014 a 9:19 #

    Hacía mucho tiempo que no pasaba por aquí y me encuentro esto.

    Esto va de mal en peor. Primero le haces propaganda a los laboratorios con lo del litio y ahora se lo haces al estado para justificar los encarelameintos, mal llamados “ingresos involuntarios”.

    En fin, yo sí que creo que el suicidio es un derecho y no debería permitirse que el estado se entrometa en decisiones sobre cuando una persona decide “hasta aquí”.

    Quizás merece la pena hablar de este tema de la misma forma de la que se habla del aborto. Creo que incluso los defensores más acérrimos del aborto reconocen que es mejor que haya pocos abortos a que haya muchos abortos, pero al final piden que sea la mujer la que tenga la última palabra.

    Entre los partidarios al derecho al suicidio la idea es parecida. Estoy de acuerdo que cuantos menos suicidios haya mejor. Sin embargo me parece que atentar contra los derechos individuales de una persona suicida debería ser ilegal, por el mismo motivo que a las mujeres se les permite abortar y no se les envía a la cárcel.

    Encerrar a un suicida en un psiquiátrico es de hecho contraproducente. Hay estadísticas que demuestran que el riesgo de suicidio se incrementa sensiblemente tras los ingresos involuntarios. Obviamente, no hay nada más degradante y humillante para una persona que ya de por sí lo está pasando mal que violentarle el derecho a la libertad sin que dicha persona haya cometido ningún tipo de delito. Es decirle a la cara: para el estado eres como un animal.

    Me gusta

    • Sergio Saldaña Soto 20/08/2014 a 10:28 #

      Es muy interesante la analogía que estableces entre el suicidio y el aborto. El razonamiento que utilizas para enlazar lo anterior con los ingresos me parece muy válido.

      En otro comentario tuyo utilizas la misma estructura: primero me descalificas con argumentos basados en el desconocimiento y luego haces unas aportaciones cojonudas. Sinceramente, me parece válido en este foro.

      Dudo mucho que tuvieras la misma opinión sobre mí (“postura bastante hipócrita”, “idiota útil”, “Eres un caso de libro de texto del fenómeno denominado “tráfico de enfermedades”” y hoy me dices que soy un propagandista de los laboratorios y que justifico los mal llamados ingresos involuntarios) si quisieras saber un poco más de mi vida. Desde luego, eres muy libre de invertir tu tiempo en lo que te dé la gana. Si vuelves a caer en este blog, y lees esta respuesta, te puedes ahorrar tiempo.
      Te invito a que leas el libro. Es más, te mando uno si tienes el cuajo de darme tu nombre y tu dirección. Te llevará menos de hora. En él podrás comprobar mi postura ante las drogas y ante los ingresos. Si, una vez leído, estás dispuesto a que debatamos sobre estos aspectos, lo haré encantado.

      Hasta entonces, me gustaría que supieras que, sobre tirar la piedra y esconder la mano, opino exactamente lo mismo que tú.
      Un saludo y hasta pronto.

      Me gusta

      • Oficialmente Loco 20/08/2014 a 18:01 #

        Como dije en mi primera entrada caí en este blog desde esquizoqué.

        Obviamente no se nada de ti más allá de lo que hay en internet. No he comprado tu libro pero he visto un par de entrevistas y me hago una idea de tu postura.

        Parece que te molesta que use la expresión “idiota útil”. Como dije en mi primer comentario, es un término academico, no un insulto. Puedes buscar en Wikipedia su origen.

        Me dices que me lea tu libro, como si tu postura no estuviese lo suficientemente clara leyendo este blog o escuchando tus entrevistas.

        Puesto que estamos de recomendaciones, te recomiendo el blog de Miguel Jara http://www.migueljara.com/ y en concreto esta entrada y otras parecidas http://www.migueljara.com/2011/06/30/5398/ .

        Conscientemente o inconscientemente tu eres parte del proceso de márketing descrito ahí de forma que la próxima vez que alguien se niegue a ir al psiquiatra le digan “fíjate lo útil que le fue a Sergio”. Las denominadas “campañas de concienciación” son en realidad campañas de marketing perfectamente organizadas y planificadas por los laboratorios. Si no me crees, la próxima vez que vayas a ver a un psiquiatra le preguntas cuanto dinero ha recibido en forma de dietas, regalos, viajes a congresos o cosas similares de los laboratorios ahora o en el pasado.

        Pueso que la psiquiatría goza de un elemento coercitivo que no existe en otras ramas de la medicina, y puesto que no tiene fundamento científico alguno, este márketing es más importante que en otras areas de la medicina que son científicas. Dos médicos de tu tierra explican aquí muy bien como esta metodología se usa en el web http://www.esquizofrenia24x7.com/,

        http://postpsiquiatria.blogspot.com.es/2014/05/acerca-del-sitio-web.html

        Todos aquellos que contribuyen a que el fraude psiquiátrico se siga perpetrando en la sociedad, son cómplices con las consecuencias nefastas que ocasiona en los mal denominados “pacientes”, incluyendo el estigma que existe con respecto a los que se niegan a vivir según los dictados de la psiquiatría.

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: