Golpe a golpe. Comunicando.

20 Jul

AIZKORA SEMBEROIZ

“Comunican hasta las piedras”. Me agarro a esta frase de Cristina Ochoa para reflexionar -de nuevo- sobre el debate abierto por este artículo de opinión de Carlos Colón en el Diario de Sevilla.

En fin. La reacción más sobresaliente se puede leer en el blog de Paula ¿Esquizoqué?

Si habéis leído lo que aparece en los enlaces, veréis que el asunto tiene miga. Tiene miga y levanta ampollas.

Como decía en otra ocasión, cualquier persona que tenga un buen megáfono puede influir en el parecer del receptor. Como ejemplo casi ficticio, un redactor de un periódico gallego sobre una noticia en la que uno con trastorno bipolar mata a toda su familia y pega fuego al pazo de Meirás. A los que estamos sensibilizados con el asunto -con el pazo de Franco no, con las personas con trastornos de la mollera- nos escuece, soltamos sapos y culebras, lo compartimos en las redes sociales, puede que hasta escribamos al periódico en cuestión pidiendo una rectificación del redactor, del redactor jefe, del director del periódico o incluso del Papá.

A partir de una noticia, han vuelto a criminalizar a un colectivo. Han llegado. Han comunicado. Muchos nos tiramos de los pelos. Otros muchos, entre los que se encontraría este señor Colón, pedirían la reapertura de los manicomios versión alguienvolósobrelnidodelcuco. Los redactores de anteproyectos de códigos penales y demás se frotarían las manos, diciendo ves, ves: son sujetos peligrosos, merecen internamiento preventivo.

En relación a esto de comunicar, vuelvo a aquella opinión mía. Más me importa que se me trate con respeto a que se plante un rótulo debajo de mi cara

“Sergio Saldaña

Enfermo mental”

si voy a la tele.

Golpe a golpe. El respeto me lo tengo que ganar. Parece triste, pero me siento responsable -no sé de qué manera- si los demás me respetan o si no lo hacen. Siento que está en mi mano, aunque soy consciente de que es subjetivo: me quiero sentir respetado y eso lo mido por mis propios criterios. Esas personas a las que estoy intentando trasladar mis pensamientos, que me empiezan mirando con cierta condescendencia, o pena… y que tengo la oportunidad de darle un vuelco a la situación para ganar los puntos suficientes y obtener su atención. Golpe a golpe. Argumento a argumento. Vivencia a vivencia. Polémica a polémica.

No seré yo el que criminalice a los que buscan un titular llamativo y tiran de un recurso fácil. Arrieros somos. Cambiar la forma de hablar de la gente me parece menos importante que cambiar su actitud ¿Y cómo conseguir esto?

Golpe a golpe. Kolpez kolpe.

La foto es curiosa ¿eh? Los hermanos Semberoiz en una de sus exhibiciones, cortando troncos, cabeza abajo ¿Cómo? Golpe a golpe.

Anuncios

2 comentarios to “Golpe a golpe. Comunicando.”

  1. Oficialmente Loco 23/07/2014 a 7:23 #

    He caído en esta página siguiendo un comentario tuyo aquí,

    http://esquizoque.blogspot.com.es/2014/07/carta-abierta-carlos-colon.html

    Y caí en esa página siguiendo las repercusiones del artículo del Sr Colón en donde puse un par de comentarios.

    He estado leyendo un poco sobre tu historia y la verdad es que tu postura me parece bastante hipócrita.

    Eres un caso de libro de texto del fenómeno denominado “tráfico de enfermedades”.

    Toda campaña de promoción de enfermedades inventadas necesita lo que se denominan “idiotas útiles” (expresión que no es un insulto sino que viene de las técnicas propagandísticas usadas por Lenin, puedes mirarlo en Wikipedia). Supongo que los laboratorios farmaceúticos estarán encantados de que alguien les haga propaganda de lo bueno que es el litio para tratar el trastorno bipolar.

    Vayamos por partes. Por muchas veces que se repita, no deja de ser mas falso. No existe ni una sola prueba científica de que ni el trastorno bipolar ni ninguna otra denominada “enfermedad mental” esté causada por un desequilibrio químico en el cerebro.

    Aunque la psiquiatría ofcial nos dice que personas como tú sois prueba de que ese es el caso (os tomais la medicación y os compensais), ese razonamiento es tan absurdo como decir que la timidez está causada por un déficit de alcohol y que el tratamiento para la timidez es tomar un par de cervezas diarias. Los que hemos conocido a gente tímida que se vuelve habladora tras tomar cerveza atestiguamos que el alcohol trabaja milagros con esa gente.

    No existe ni un sólo test biológico que permina medir el nivel de neurotransmisores en el cerebro así como sí que existe un test para medir el nivel de colesterol o de azúcar en sangre. La teoría del desequilibrio químico es eso, una teoría que no ha sido verificada de forma cientfífica.

    El diagnóstico del trastorno bipolar así como el de otras enfermedades mentales se sigue haciendo a traves de patrones de comportamiento observados en el paciente, no a traves de pruebas de diagnóstico biológicas como se hace en el resto de la medicina.

    El estima existe precisamente por gente como vosotros que se empeña en presentar a los “raros” como si fuesen apestados que tienen un defecto cerebral.

    Como diría Thomas Szasz, los órganos pueden enfermar (como ejemplo de enfermedad cerebral me viene a la cabeza el síndrome de las vacas locas), pero la mente no puede estar enferma salvo de forma metafórica. No existe “enfermedad mental”, simplemente prejuicios hacia lo que no se entiende. La parte de la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE) que se usa en España para diagnosticar enfermedades mentales dice más sobre los complejos de los que escribieron esa sección que sobre aquellos que presentan los síntomas de enfermedad mental, de la misma forma que la quema de herejes en la hoguera decía mas de los prejuicios de los miembros de la inquisición que sobre los herejes.

    Los enfermos mentales son los nuevos herejes y estan siendo tratados por la psiquiatría oficial con el mismo desprecio que la inquisición trataba a los que se acusaba de brujería en su día.

    Me gusta

  2. Juan Pedro 30/07/2014 a 15:02 #

    Como bipolar, enfermo mental que intenta constantemente estar menos enemistado con la realidad,dudar del litio sería una locura. Ahora, esperar que obre milagros, una estupidez.
    Un día le dije a mi psicoterapeuta que estaba llegando a la conclusión de que estaba como una p… cabra,. Ella me contestó: !Bienvenido al mundo de los cuerdos.!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: