LOS REMOS Y LA BARCA

22 Abr

En el último capítulo del libro relato cómo me las intento apañar en las crisis. Utilizo el mar como escenario metafórico y una barca como alegoría de mis recursos para evitar que mis desequilibrios se apoderen de mí.

Ay, quién maneja mi barca, quién

En un comentario, una lectora escribe: “Despreocupémonos de “qué” son los remos, y sigamos adelante con nuestra barca!”

No lo quiero interpretar como un todo vale. Para mí, cualquier recurso no me sirve. No me pongo estupendo cuando afirmo que no vuelvo a ser hospitalizado si no es con los pies por delante. Tampoco me vale tomar sin un mínimo espíritu crítico cualquier medicación. Ni ponerme en manos de un desconocido para entregarle mi criterio y mi voluntad. Todos los considero remos válidos porque a otros les sirven.

Para mí… son demasiadas cicatrices.

Mi premisa, a día de hoy, es que si un recurso/remo me aliena y no me enseña a prevenir no lo considero válido.

Coincido con que el objetivo es que sigamos adelante con nuestra barca. Avanzar. Pero abogo porque se reconozca que cada barca es diferente. Hay veleros de fibra de carbono. Hay chalupas viejas y pesadas. Yo siento que la mía es de las últimas. Necesito pintarla con mucha frecuencia. Sacarla del agua. Cambiar tablas. Del motor, ni hablo. Es el de nuestro SEAT 124 del 75…

Mi barca es agradecida como la buena tierra. Si la cuido, responde. Y suspira aliviada cuando tiro de los remos o del motor. Si no le hago caso, responde airada y me pone en riesgo de subirme a la parra o de bajarme al lodo.

Me reafirmo en lo que escribí en el libro: “De modo que no es una mala costumbre (…) navegar mirando al cielo de vez en cuando. Estoy convencido de que, con el lastre que llevo, es más saludable mirar al cielo que mirarme el ombligo. Así puedo intentar volver a puerto a tiempo para evitar males mayores.”

Mañana es el Día del Libro. Descuentos del 10% y rosas de regalo. Regalemos libros. Y a nosotros mismos, también. Recordemos que no hace falta cargarles la batería.

Anuncios

2 comentarios to “LOS REMOS Y LA BARCA”

  1. gato 23/04/2014 a 17:40 #

    Serena la pasión, hornea la razón.
    Calma el corazón, deshiela la cabeza.
    Eres corazón y cabeza, razón y pasión.
    Hay veces que sólo jugamos con una y la otra la dejamos en el banquillo. Deberíamos hacer que ambas salten al campo y jueguen en el equipo.
    Tensa la razón, tranquiliza la pasión. Hierve la razón, hiela el sentimiento.
    Eres razón y pasión, corazón y cabeza. Firma la paz entre ambos bandos.
    La guerra razón-pasión es una falacia, ambas se nutren y necesitan mutuamente; amemos la razón, razonemos la pasión.
    Comentario primaveral….
    Gato

    Me gusta

    • Sergio Saldaña Soto 23/04/2014 a 22:42 #

      Tuvimos un entrenador de fútbol que de nos decía que para hacerlo bien, teníamos que tirar de la “Fórmula de las C: Cabeza, Corazón y Cojones”.

      Gato, mi Pepito Grillo siempre constructivo -igual siempre es mucho decir- sabe leer entre líneas.

      Cierto, no debe haber guerra entre la razón y la sinrazón. Que entren las viscerales agallas con toda su casquería a ejercer de árbitro de la contienda.
      Y que no haya contienda. Si nadie está equilibrado, y mucho menos lo es, yo seguiré en mi barca.

      “Serena la pasión, hornea la razón”. Me voy con esta pizza a otra parte. Tengo que seguir intentando buscar mi identidad, ésa a la que mi propio carácter le da sentido, de paso que me reafirmo en la voluntad de racionalizar, sin demasiados excesos, tantos impactos a mi oscuro y defenestrado corazón.

      Será un largo proceso de autoconocimiento. Hermoso reto.

      Mientras tanto, procuraré mirar atrás para aprender y mirar al cielo para saber volver a puerto. Y tropezarme con las líneas imperfectas de los pasos que no tengo intención de dejar de dar.

      Gracias, Gato. Por cierto, ya sabes que mantengo la política de desvelar la menor cantidad de información sobre los autores de los comentarios que enviáis y publico. Pero, como excepción ¿eres chico o chica?

      Un abrazo

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: