GRACIAS, LUPE

28 Ene

Te escribo y te nombro porque mi vida sin ti no se parecería a lo que ha llegado a ser.

Eres esa compañera que tanto nos cuesta encontrar y mantener a los que tenemos pedradas en la cabeza de este calibre. Siempre te he dicho que te vas a ir, que será así como acabe nuestra historia. Con ese fatalismo impotente que me otorgan las experiencias propias. Y las ajenas.

Fui elegido por ti. Tuviste todas las oportunidades para no embarcarte en aquella chalupa frágil. Decidiste hacerla crecer. Y decidiste perseverar. También has tenido buenas oporunidades, durante estos cinco años largos, para haberte bajado. Te di razones. Poderosas algunas de ellas. Vi la vergüenza y la duda en tus ojos.

También he visto en tus ojos la dura determinación de seguir adelante, de meterme en tu vida, de seguir sumando conmigo. De dejarme abordarte.

Es jodido esto de juntarte con un tipo que tiene trastorno bipolar. Y con mi carácter, más. El que me conozca, aunque sea un poco, se lo puede imaginar. Convivir conmigo no es fácil. Mis necesidades son algo distintas a las de otros que han pasado por tu vida. Quiero pensar que soy capaz de cubrir las tuyas de un modo distinto de como otros lo han hecho.

Este agradecimiento se sustenta en las ganas que tengo de seguir creciendo a tu lado. De seguir amando como lo hago. No tengo ninguna gana de dejar de estar enamorado de ti. Es un privilegio estar a tu lado, aprovechando la oportunidad que me das para continuar manteniendo esta historia nuestra.

Deja que mis besos te sigan estremeciendo. Sigue poniéndote de mala cuando golpeo una pared, esa reprimenda pasiva que tanto me llega. Y aguanta, por favor, porque la siguiente crisis no tardará, aguanta. Que nos quedan muchas cosas por hacer. Que nos quedan muchos besos por saborear. Aguanta una crisis más. Y a ver si pasa mucho tiempo hasta la siguiente.

Gracias, Lupe, por haberme arrancado de cuajo las entrañas, haberlas esparcido por la habitación, haberlas hecho osteopatía, un masaje de no sé qué, haber valorado luego el feng-sui de tu creación, haber intentado un postre imposible y luego habérmelas dejado encima de la mesa para que me siga recomponiendo día a día.

Gracias por amarme. Gracias por tu sonrisa. Gracias por tu mirada. Gracias por ser casi tan mimosa como yo.

SAN FERMIN

Y gracias por encargarte de que nuestro Amets siga durmiendo sin tener ni repajolera idea de la madre que le ha tocado.

Zorionak, Lupe.

Anuncios

7 comentarios to “GRACIAS, LUPE”

  1. Theoros 28/01/2014 a 20:45 #

    Hermosa carta de amor.
    Quizás la experiencia te ha mostrado hasta ahora que las crisis son imparables, incluso predecibles. Sólo quiero implantarte la creencia contraria si de algo vale mi experiencia.
    Cuídate compa y cuida de los tuyos.

    un saludo

    Me gusta

    • Sergio Saldaña Soto 29/01/2014 a 16:03 #

      Me desconciertas un poco, Theoros. Algunas crisis sí me resultaron imparables. Eso me lo ha dado la experiencia. Pero no creo que lo sean todas. De hecho, hoy creo que todas se pueden pillar a tiempo, antes de que se conviertan en ferraris con frenos de bicicleta. Igual todas es mucho decir. La próxima, estoy seguro, la pillaré antes de que se convierta en un trailer con frenos de triciclo. Vivo con esa convicción.
      Con esto no la estoy animando a que venga. No lo estoy deseando. Le cierro todas las puertas y todas las ventanas. Pero el gilipollas que crea que no tengo resquicios es bastante inconsciente. Todos los tenemos. Al menos no conozco a nadie que esté exento de enganchar una depresión, por ejemplo.
      Muchas gracias por tu comentario. A Lupe también le ha gustado la entrada y se ha emocionado. Qué más puedo decir.
      Me seguiré cuidando. Ojalá me siga cuidando incluso cuando llegue un momento en que lo haga sin darme cuenta.
      Un abrazo

      Me gusta

  2. FF 29/01/2014 a 10:10 #

    Preciosa declaración, Sergio… Un besazo. Te sigo.

    Me gusta

  3. Eider 29/01/2014 a 22:39 #

    ¡Qué bonito!

    Zorionak,Lupe. Zorionak a ti también, por ser junto a ella, y por no tener ninguna intención de dejar estar enamorado.

    Musu desde Gasteiz.

    Eider

    Me gusta

  4. Gato 30/01/2014 a 12:37 #

    En esta entrada quiero mojarme, hombre¡¡¡¡¡ No voy a entrar a valorar si es fácil, difícil, conmovedor, entrañable, incisivo, tierno…., vivir con Sergio.
    Pero me gustaría personalmente felicitar y agradecer a Lupe su compromiso para con Sergio. Creo que es la segunda vez que leo una entrada de Sergio en su totalidad y coincido plenamente con el cuando describe los diferentes escenarios que sin ella hubieran sido imposibles.
    A una generosa Lupe, gracias.
    A un generoso Sergio, adelante pero sin prisas (si la prisa te persigue, déjala que te adelante)
    Gato

    Me gusta

  5. seguidora ocasional 12/02/2014 a 12:22 #

    Muy bonito.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: