MI DOBLE ENEMIGO: EL INSOMNIO

22 Ene

BELLO DURMIENTE

Qué envidia, el muchacho…

No dormir cuando uno quiere es una puñeta. No dormir cuanto uno quiere es otra puñeta. No dormir lo que uno tiene comprobado que necesita es inquietante.

El insomnio es un enemigo intratable para mí. Trucos, técnicas, rutinas, lecturas, teorías, consejos… es como ir y a dar a luz y ser primeriza. Todo el mundo sabe tanto como para escribir una tesis doctoral. Pero a ti no te sirve de casi nada. Y si ya me dicen lo de que no duermes porque no tienes la conciencia tranquila, es cuando me doy cuenta de lo capaz que soy de hacer mis deposiciones en árboles. Genealógicos desconocidos. Del que me lo ha dicho.

No conciliar el sueño es, para mí, lo más angustioso de este asunto. (Porque están las variantes “despertarte al poco rato” y “despertarte a falta de cuatro horas de que suene el despertador”.) Es lo que más ansiedad me provoca. Es cuando me dedico a hacer balances. Empiezo por el día que acaba de pasar. Puedo terminar con mi actitud con respecto a la Iglesia Ortodoxa en el último lustro. De pena. Mi mayor avance, y en esas estamos, consiste en procurar mantener la calma, no leer, no fumar, no beber y permitir que los pensamientos vengan, sí, pero sólo de dos en dos como máximo. Que con tres ya me levanto y enchufo la tele.

Es mi enemigo por partida doble porque, además, me avisa de que comienzo a dispararme hacia un estado maníaco. Es el principal chivato. El cuadro es el siguiente, por poner un ejemplo: llevo cuatro días durmiendo unas tres horas cada día, con lo que estoy cansado y ansioso, cuando no irritable. Porque ya le he vuelto a coger miedo a la cama, a meterme a ese sobre de tortura sabiendo que me va a maltratar durante unas cuantas horas. Además, el insomnio me está adelantando que la posibilidad de tomar una nueva tanda de pastillas por un tiempo indeterminado es muy grande. Cuando no me está susurrando “la vas a liar, la vas a liar”.

Todo esto provoca un efecto tenaza que me hace recordar a ése que no quiero volver a ser: impotente ante mí mismo a la larga.

No se valora lo que se tiene hasta que se pierde. No valoro esa tranquilidad de la que he disfrutado durante semanas hasta que un día me acuerdo de la madre -qué culpa tendrá- del conductor del tercer camión de la basura que pasa. Envidias de mí mismo. Qué malas son…

Anuncios

4 comentarios to “MI DOBLE ENEMIGO: EL INSOMNIO”

  1. IVR 24/01/2014 a 0:19 #

    Muy buenas, señor Sergio. Lamenté no poder ir a verle cuando estuvo por aquí, (…) pero mis padres grabaron la charla y le he podido escuchar en mi casa,- mi madre compró su libro y lo leímos todos en casa,- le doy la enhorabuena por el trabajo, es un testimonio muy útil, todos deberíamos escribir sobre lo nuestro

    sí, es una puñeta no poder dormir cuando te lo has propuesto, cuando ves que es lo que debes hacer, cuando lo necesitas… y no lo consigues, y en su lugar

    te pones a nadar en un mar de pensamientos, plácido baño,- y de pronto te alarmas porque ves que por la mañana vas a estar sin esas dos o tres horas

    tan buenas que te habrían colocado los neurotransmisores en las concentraciones óptimas para poder trabajar…

    el insomnio también es un enemigo para mí, que tengo trastorno bipolar como usted, y las técnicas… bueno, son territorios por explorar, aunque últimamente, disciplinado, acuciado por la necesidad, he aprendido un poco a rechazar el pensamiento, la verbalización, la auto-referencia (el darme cuenta de que estoy consiguiendo en determinado momento aumentar bastante la relajación, y que debo retener esta nueva habilidad)

    lo que cuenta usted de la conciencia ya me parece algo más privado, digo eso de que “y si ya me dicen lo de que no duermes porque no tienes la conciencia tranquila… me enfado”,- no le he entendido muy bien, si era que a usted lo quería alguien acusar de algo… no sé,- pero bueno, no se enfade, tómeselo con buen humor, la gente, si es el caso, a veces molesta con sus consejos por no acertar mucho, pero suele ir con buena intención

    sí que es angustioso dormir poco,- a mí también me pasa eso de despertarme al poco de conciliar el sueño, que puedo quedarme en tres horas por la noche, precisando siestas por la mañana y por la tarde para completar algo más el descanso,-

    y sí, te sumerges de nuevo en el mar…,- ¡muy buena la disciplina de que habla por mantener la calma, de estar tranquilo, de sonreír, de tomarlo en gracia!

    que ese chivato de insomnio no sea tu enemigo, que nada sea tu enemigo,- tienes que estar siempre contento, y aguantar lo que te venga,- ya que hay que pasar por ello, al menos divirtámonos

    a mí me da que nuestros padecimientos maníacos son similares en características, en magnitud,- por eso me atrevo a animarte diciendo que yo llevo en una hipomanía… algo subida ya desde noviembre, casi dos meses, y que a pesar de que yo me encuentro cansado, irritable, etc., sin embargo procuro no irritarme y estar agradable con todo el mundo, y de esa forma evitar el fracaso de un ingreso hospitalario con pastillas y demás historias

    realmente no sé si estoy muy mal,- yo creo que no estoy demasiado mal, pero lo que ocupa mi pensamiento simplemente es procurar vivir, estar bien, hacer mis cosas, mi trabajo, disfrutar de la vida,- no hay que preocuparse, hay que ocuparse

    el internamiento es para mí una pérdida de tiempo inútil, y los fármacos en mi opinión son una inutilidad,- lo único que importa es el gobierno de uno por uno mismo,- es cierto que en manía estás irritable, impulsivo, predispuesto a ello, pero siempre te puedes controlar, aprendiendo de la experiencia

    yo he estado ingresado dos veces por estado maniaco: una en el 95, enero; y otra en 02, diciembre,- en la primera no aprendí, siempre tuve añoranza de mi estado de mayor actividad, y volví a caer ocho años después,- pero en esta segunda la enseñanza fue más efectiva, tomando conciencia de mi discapacidad psíquica, de mi tendencia a la manía, de como debía controlar la emoción,- y ahora mismo, enfermo desde mi mismo punto de vista, pero medianamente estabilizado para los demás, sigo sintiendo los accesos de emoción de otras épocas, el llanto contenido pero intenso por dentro, mis ideas altruistas solidarias con mi infancia difícil,- pero sé que tengo que ir despacito, sujetando bien las riendas de ese caballo fogoso, tener paciencia con el sueño (ya te contaré el motivo de este problema)

    tú eres un fenómeno, usted es un fenómeno, sólo tiene que creérselo,- no se sienta fracasado por una fluctuación afectiva,- vale mucho más que eso,- y esa tranquilidad que dice haber perdido…, bah, no se preocupe, agárrela otra vez, usted puede hacerlo,- ¡ánimo!

    Me gusta

  2. Theoros 24/01/2014 a 20:19 #

    Una técnica frente al insomnio persistente, cuya eficacia depende de la propia perseverancia. Vamos con ella.
    Cuando llega el momento de acostarse, en lugar de dedicar la mente a hacer un repaso del día o de lo que haremos o dejaremos de hacer el próximo día, la ocuparemos de este modo y manera:
    Visualizaremos lo que hemos hecho en secuencia inversa y con el mayor lujo de detalles que podamos recordar, yendo muy lentos, segundo a segundo, acción a acción. Desmadejaremos el ovillo que representa nuestros gestos, palabras, acciones, todo.
    Ejemplo:
    Estoy en la cama, el edredón se descubre, me giro y salgo con la pierna derecha, apoyo la izquierda, me incorporo, me quito la parte inferior del pijama y la dejo en la cama, me quito la parte superior del pijama y la dejo en la cama. Primero saco la cabeza, luego el brazo izquierdo, luego el derecho, lo dejo en la cama. Vuelvo el edredón. Me visto ………

    Pero si eres impaciente tal vez desees ir a una velocidad mayor, aunque está desaconsejado: salgo de la cama, me quito el pijama, me visto, anda hacia atras hacia el baño, me inclino sobre el lavabo, abro el grifo, el agua entra hacia mi boca, hago gárgaras, me inclino, el agua sale de mi boca hacia el grifo, me descepillo los dientes, saco el cepillo, el tubo recoge el dentrífico, etcétera.

    ¿Me has seguido siquiera un poquito?. Resulta dificultoso describirlo. Lo importante es realizar cierto esfuerzo para recordar los detalles en orden inverso. La mente caerá por sí misma en el sueño. Además es un gran ejercicio para reforzar la memoria y la atención.

    Lo he probado alguna vez y funciona, pero claro, mayormente tengo un buen dormir y cuando acontece una noche toledana me cuesta bien poco recurrir al somni ya que no estoy habituado con esta técnica ni la practico cotidianamente.

    Bueno pues pruébalo y a ver si se te regula el sueñecito.

    Suerte y un saludo

    Me gusta

    • Sergio Saldaña Soto 27/01/2014 a 16:13 #

      Esto es muy imaginativo. Cuando estoy en ésas, lo que me sobra es tiempo. Me comprometo a probar la técnica. No lo veo nada fácil. Por eso mismo, porque me supone un reto, lo intentaré.
      Muchas gracias por aportar. Ojalá resulte útil.
      Un abrazo y hasta cuando quieras volver a bucear por estas aguas.

      Me gusta

  3. Lahormiga atomica 21/11/2015 a 4:55 #

    Y dice la canción: ” Son las tres de la mañana y yo sin poder dormir,
    doy mil vueltas en la cama…” ; seguro que la conoces.
    En estas estoy, mientras escribo estas lineas.
    Yo no tengo técnicas que compartir. Ultimamente me despierto a eso de las 3 o las 4, voy al baño y a veces me vuelvo a dormir y otras como hoy me cuesta mas. La homeopatia me ayudó mucho pero he abandonado al médico que me trataba por paternalista y pesado…
    Eso si, yo cuando veo que son ya un par de malas noches, me tomo unas gotas de SINOGAN y duermo como un tronco. Es un
    antipsicotico que al ser en gotas puedo controlar yo la dosis. Mi psiquiatra me lo deja a mi criterio. No me gusta y a veces me deja dolor de cabeza pero antes de un porrón de pastillazos o el peligro de un ingreso. Yo doy gracias de tener la suerte de que exista el Sinogan y el Litio.
    “Son las seis, sintonizo a los Stones…”

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: