VÍSPERA DE TODOS LOS SANTOS.

31 Oct

Los-Suaves

“Era un día como otro cualquiera… ni negro ni blanco. No sé si era largo o era corto pues, como todos, empezó acabando.
Una jornada de un siglo remoto -perdí ya la cuenta han pasado tantos- al que llegué poco a poco: víspera de todos los santos.
Era cuando la Edad Vencida dice: “¿Dónde vas, pobre loco, abrazando causas perdidas, mujeres perdidas… corazones rotos?”
El primero o el último día, da igual, quedan sólo unos cuantos. Dios se cansó de dar cuerda a mi vida: víspera de todos los santos.
Era un tiempo de horas homicidas: tú no te enteras… ellas trabajando. El reloj, tic-tac, causa heridas mientras la vida te va suicidando.
Fue cuando, tras cada esquina, otra vuelta de tuerca sigue apretando. Besas en la boca a la agonía: víspera de todos los santos.
Todos los años, puestos en fila, piden cuentas y tú recordando cómo has perdido lo que querías. ¿O, sin saber, te lo fueron robando?
Sólo Dios conoce el último día, la última hora -sonríe callando- el último número de la lista: víspera de todos los santos.
Para escuchar esta canción, el mejor lugar el infierno. Naces solo. Mueres solo. No te engañes, solo vas viviendo.
Llegó por fin el mejor día: martes trece o viernes santo. Los perros me hacen compañía: ladran cuando estoy llorando.
Es cuando, muerto de envidia, miras al mundo pasar paseando. Los caminos son navajas frías: víspera de todos los santos.
Noches y noches perdidas. Cientos de horas volando. Llega la señal de la partida. Caigo y aún me voy levantando.
Apoyado en la ruina, la compañera que me va quedando. Rechazan tu mano tendida: víspera de todos los santos.
Las palabras entre rejas. Otra vez el papel en blanco. Calla, obedece, de qué te quejas: unos mintiendo, otros soñando.
Cuando ves la tarjeta amarilla, ¿qué haces? Empujas o sigues tirando. Las ilusiones hechas astillas: víspera de todos los santos.
Era quizás el último día, sin noche, cuando unos cuantos se van con la mayoría
y sin votar terminan ganando.
Furiosa la muerte me hace signos. Cerca, muy cerca me va llamando. Me voy como se cierra un libro: víspera de todos los santos.
Allí estaremos juntos
día de fieles difuntos.”

Desde que descubrí a Los Suaves, me llamó la atención la relación que Yosi, letrista y cantante de la banda, ha tenido con la muerte. Hay que tener en cuenta que yo tenía catorce años y en esa época es cuando empecé a preguntarme ciertas cuestiones que siguen sin respuesta, claro, pero que me han servido para leer bastante sobre el tema, hacerme con una idea propia y ser muy crítico con la parefernalia actual, la que está de moda hoy y aquí.

Para terminar, me voy a permitir una recomendación: no escuchéis a Los Suaves si estáis melancólicos, sobre todo el “Maldita sea mi suerte”: no es que te saque a patadas de la melancolía, precisamente.

Larga vida a Yosi. Aquí donde esté. Y mis mayores respetos para los que seguimos amando a los que nos faltan. Así amaremos a los que acaban de llegar. Y a los que están por venir.

Anuncios

Una respuesta to “VÍSPERA DE TODOS LOS SANTOS.”

  1. Techari 01/11/2013 a 19:14 #

    Gran tema, y Yosi todo un personaje, si señor. He tenido la suerte de verle unas cuantas veces en directo y siempre me ha dejado un buenísimo sabor de boca. Hubo un tiempo en el que frecuentaba festivales en Asturias y hasta tuve ocasión de hacerme una foto con él, De esto hace ya más de quince años, así pues la foto es un recuerdo analógico aún.

    Yo, por ejemplo, siempre me he identificado con el poema que José Agustín Goytisolo le dedicó a su hija Julia, todo un himno versioneado por Paco Ibáñez, Rosa León… Yo me quedó con la versión de Los Suaves… Eriza mi piel…

    PALABRAS PARA JULIA

    Tú no puedes volver atrás

    porque la vida ya te empuja

    como un aullido interminable.

    Hija mía es mejor vivir

    con la alegría de los hombres

    que llorar ante el muro ciego.

    Te sentirás acorralada

    te sentirás perdida o sola

    tal vez querrás no haber nacido.

    Yo sé muy bien que te dirán

    que la vida no tiene objeto

    que es un asunto desgraciado.

    Entonces siempre acuérdate

    de lo que un día yo escribí

    pensando en ti como ahora pienso.

    La vida es bella, ya verás

    como a pesar de los pesares

    tendrás amigos, tendrás amor.

    Un hombre solo, una mujer

    así tomados, de uno en uno

    son como polvo, no son nada.

    Pero yo cuando te hablo a ti

    cuando te escribo estas palabras

    pienso también en otra gente.

    Tu destino está en los demás

    tu futuro es tu propia vida

    tu dignidad es la de todos.

    Otros esperan que resistas

    que les ayude tu alegría

    tu canción entre sus canciones.

    Entonces siempre acuérdate

    de lo que un día yo escribí

    pensando en ti

    como ahora pienso.

    Nunca te entregues ni te apartes

    junto al camino, nunca digas

    no puedo más y aquí me quedo.

    La vida es bella, tú verás

    como a pesar de los pesares

    tendrás amor, tendrás amigos.

    Por lo demás no hay elección

    y este mundo tal como es

    será todo tu patrimonio.

    Perdóname no sé decirte

    nada más pero tú comprende

    que yo aún estoy en el camino.

    Y siempre siempre acuérdate

    de lo que un día yo escribí

    pensando en ti como ahora pienso

    Saludos!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: