LA TORMENTA SIEMPRE LLEGA DESPUÉS DE LA CALMA

30 Sep

¿O era el revés?

Getaria desde Ulia (Donostia)

Tanto da el huevo o la gallina. Es de suponer que somos soberanos a la hora de ordenar los recuerdos de lo que nos ha pasado en la vida.

Llevo ya un tiempo en el que relativizo algo más la bondad de los acontecimientos. Así como no me tiro tanto de los pelos cuando vienen mal dadas.

¿He perdido entusiasmo en el camino? ¿Será la madurez? No tengo ni idea, chico, la verdad.

La experiencia me dice que falta menos tiempo para que mi mente se quiera disparar o para que mi almohada sea mi más piadosa carcelera. No es fatalismo, ni ganas de dar pena. Es lo que hay.

Pregono que la gracia está en vivir intensamente hasta entonces. Hasta que la próxima amenaza de crisis venga a joder esta amable estabilidad, seguiré intentando disfrutar cada día.

Lo triste es que hay días, o madrugadas, que me lo tengo que recordar, que tengo que hacer propósito de enmienda para no ser tan gruñón y para seguir siendo consecuente y no darme pena y no tirarme de los pelos porque esta mierda me haya tocado y no tengo que bajar la guardia ni apagar mis chivatos que me van a avisar si viene, y por dónde viene y a qué…

Carajo, me ha entrado una fatiga muy grande sólo de escribirlo.

Me voy a comer un helado.

Anuncios

Una respuesta to “LA TORMENTA SIEMPRE LLEGA DESPUÉS DE LA CALMA”

  1. Polillita 30/09/2013 a 13:07 #

    Es así un circulo vicioso que no acaba, pero tiene sus momentos buenos a los que debemos sacarle el jugo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: