LA MEDICACIÓN. POLÉMICA

19 Abr

Antes de nada, disculparme. Mis conocimientos informáticos me impiden colgar en esta página la grabación de la presentación del libro en Pamplona, en Civican. Se resolverán, claro que sí.

En la misma, y metiéndome en harina, creé una cierta polémica con mis palabras sobre la medicación, los tratamientos farmacólogicos y mi fe en ellos. Me parece que este es un buen foro para aclararlo y seguir con esta polémica. Hablar de ello es bueno para todos.

Matizo algunos comentarios, añado otros y a ver si así me explico.
En el día a día, para dominar mi trastorno bipolar, tomo carbonato de litio y algo más a las noches. Afirmo, y lo hago convencido y basándome en mi experiencia, que esto no es suficiente para impedir que yo tenga una crisis. Si lo sabré yo… Admitir que sin estas drogas mis crisis hubieran sido mucho más graves es una mera cuestión de fe basada en una hipótesis.
Apunto que llevo 18 años tomando litio.
El mensaje que trasnmito, independientemente de mi falta de fe en la medicación como método único y todopoderoso de control del trastorno bipolar, es que en mi caso, y para llevar una vida normalizada en épocas de ausencia de crisis, son imprescindibles más bastones.
Y sí, no le quito a la farmacopea su potencial ni su eficacia en esos momentos en los que detecto que se me avecina una depresión, por ejemplo. Ni tampoco la ayuda que suponen para salir de las crisis y retomar una actividad normal.
En definitiva, tomar la medicación tanto cuando todo es muy bonito, como cuando se avecina el marrón así como cuando hay que terminar de escapar de él es muy necesario. Pero no es el único arma que yo tengo.
Medicación + familia + amigos + trabajo propio. En fin…
No hay fórmula mágica, por tanto. A nadie le sirve lo mismo. Ni cada ingrediente tiene el mismo peso en todo momento.
Medicación, sí, vale. Pero no sólo medicación.
Si en un momento he confiado ciegamente en ella, que por supuesto no lo recuerdo y jamás lo admitiría, es que estaba sufriendo una reacción de ésas en las que no sabes ni dónde tienes la mano derecha. Reacción provocada por la mezcla de medicamentos.
Mi mayor trabajo es intentar creer en mí mismo. Consiste en detectar lo antes posible los síntomas de una crisis, para pillarla a tiempo por los huevos y que no me supere. También es tirar de mi entorno, tragarme el orgullo ante mi familia o ante un amigo y decirle :”Creo que estoy estoy cerca de irme a la mierda”. Y dejarme ayudar.
Sin todo ese esfuerzo, sin todo ese amor, no hay droga que valga.
Es mi opinión. Me gustaría que os animárais a añadir comentarios. Es un tema complicado, pero entre todos conseguiremos aportar información que será muy válida. Al menos para mí, pero seguro que para alguien más.
Gracias.

Anuncios

4 comentarios to “LA MEDICACIÓN. POLÉMICA”

  1. Nuria 02/05/2013 a 17:25 #

    Estoy totalmente de acuerdo contigo, yo no tomo Litio sino Depakine 500 y llevo tantos años como tu. Ademas aprovecho para darte las gracias por escribir el libro, lo he recibido hoy y me siento bastante reflejada en el.

    Me gusta

    • Sergio Saldaña Soto 02/05/2013 a 20:18 #

      Muchas gracias, Nuria.
      Me alegro de que “Tengo trastorno bipolar” atraviese la Península bastante rápido y de que el sistema de compra por Internet sea tan ágil.
      Un tío muy listo decía que las opiniones son como los culos: cada uno tenemos el nuestro… A mí me gustaría saber un poco más sobre los efectos secundarios del Depakine 500. Te estaría muy agradecido si me contaras cómo te va. Y si te ha gustado la canción de Míralo, de Barricada.
      Un abrazo grande y ya sabes, que no decaiga. Ponerse a leer una cosa de éstas, teniendo trastorno bipolar, tiene su mérito y dice mucho de ti.

      Me gusta

  2. Raquel Álvarez Díaz 18/11/2013 a 17:20 #

    Estoy de acuerdo contigo con que la medicación por sí sola no es en absoluto milagrosa, de hecho iría un poco más allá y me atrevo a decir que en muchos casos se trata de un abuso por parte de la industria psiquiátrica. Es cierto que cada persona es un mundo y más en estos casos y habrá gente que la necesite en su día a día o en largos períodos de tiempo, pero no creo que la medicación crónica tenga ventaja alguna; la cantidad de efectos secundarios que arrastran estas drogas son devastadoras. Aun así,estoy convencida que hoy por hoy, en el estallido de una crisis maníaca y en sus meses consecutivos sea necesaria, sobre todo para parar el descontrol inicial pero porque desgraciadamente aún no tenemos otras soluciones, espero que en un futuro a base de mejores estudios haya otras vías menos agresivas. Por último hago hincapié en que la mejor “medicación” en el día a día eres tú mismo, saber cuando no va todo bien, reconocerlo y pedir ayuda, avisar de que algo se está gestando, el problema, dicen los profesionales es que en este trastorno el paciente no es consciente de los síntomas pero, si que es posible, a base de conocerse a sí mismo y aprender de tus sentimientos, reacciones y comportamientos. Gracias por tu blog, un saludo!

    Me gusta

    • Sergio Saldaña Soto 18/11/2013 a 20:06 #

      Ahí le duele, ahí le duele. Muchas gracias por tu punto de vista. Le da un aire distinto. Hay opiniones en las que estoy muy de acuerdo y otras que me hacen reflexionar: “…no creo que la medicación crónica tenga ventaja alguna”.
      Gracias a ti y no dejes de colaborar, por favor.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: